Señales de incontinencia que envía tu cuerpo y no debes ignorar
Señales de incontinencia que envía tu cuerpo y no debes ignorar
Menopausia Artículo

Señales de incontinencia que envía tu cuerpo y no debes ignorar

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga que ocasiona escape involuntario de orina. No es enfermedad, sino síntoma provocado por determinados hábitos diarios, enfermedades u otras situaciones físicas. Las señales de incontinencia dependen del tipo que se padezca.

"Me orino sin darme cuenta"

Es lo que muchos adultos mayores refieren a sus médicos. En efecto, la incontinencia urinaria ocurre con mayor frecuencia en la tercera edad, pero no es exclusiva ni consecuencia inevitable del envejecimiento.

De acuerdo con el Observatorio Nacional de la Incontinencia (España), 3 de cada 4 personas con incontinencia son mujeres. Las señales de incontinencia pueden variar desde una filtración de orina leve hasta su salida abundante e incontrolable.

La incontinencia urinaria altera la vida de quienes la sufren al experimentar rechazo social, aislamiento e, incluso, depresión (según estudio canadiense, las mujeres con incontinencia tienen casi dos veces más riesgo de depresión que quienes no la padecen).

Tipos de incontinencia

  • Incontinencia de esfuerzo. Los músculos que mantienen la vejiga cerrada se debilitan manifestando señales de incontinencia que no debes ignorar como: escape de orina al ejercer presión sobre ella al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o levantar algo pesado.
  • Incontinencia de urgencia o imperiosa. Si tienes necesidad repentina e intensa de orinar, seguida de pérdida involuntaria de orina que no te permite llegar al baño puede deberse a que los músculos de la vejiga están demasiado activos. También se manifiesta con la necesidad de orinar con frecuencia, incluso durante la noche.

Las causas de incontinencia imperiosa pueden ser desde una infección urinaria, hasta un trastorno neurológico o diabetes.

Es frecuente en adultos mayores, quienes pueden revelar señales de incontinencia como no querer salir de casa, necesidad de estar siempre cerca de un baño o limitar la ingesta de líquidos.

  • Incontinencia por rebosamiento. Sientes que tu vejiga no se vacía por completo, por lo que tienes goteo de orina frecuente o constante.
  • Incontinencia funcional. Causada por algún deterioro físico o mental que te impida ir al baño lo suficientemente rápido, como artritis, incapacidad para caminar o problemas de próstata; incluso en el embarazo puede existir incontinencia.
  • Incontinencia mixta. La mezcla de más de un tipo de incontinencia urinaria.

Afortunadamente, la incontinencia no es irreversible y, en la mayoría de casos puede ser tratada mediante fisioterapia, reeducación de los hábitos de vida, medicamentos o cirugía. De esta forma ¡te olvidarás de las señales de incontinencia!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico