7 hábitos que dañan tus rodillas
7 hábitos que dañan tus rodillas
Artículo

7 hábitos que dañan tus rodillas

En la niñez, sólo te acordabas de ellas cuando se raspaban durante una caída, ¿cierto? Ahora piden tu ayuda a diario para no sufrir, pero raras veces "las escuchas". Conoce hábitos que dañan las rodillas para erradicarlos ¡ya!

También te puede interesar ¿Qué significa que te duela la rodilla izquierda?

Hábitos que dañan las rodillas

Muchas mujeres nos negamos a cambiar los zapatos de tacón por un par de flats (nos resistimos a "perder altura") o a sustituir los tenis de plataforma con calzado más apropiado para correr o ejercitarnos. Los expertos aseguran que con esta actitud, corremos el riesgo de sufrir problemas de rodillas que, de no atenderse, pueden afectar seriamente la salud.

Para evitarlo, te compartimos 7 hábitos que dañan las rodillas a fin de combatirlos:

  1. Usar zapatos altos. La posición de tu pisada se altera cuando caminas con zapatos de tacón alto, y con ello, aumentan las posibilidades de lesionar tus rodillas y tobillos.
  2. Hábitos que dañan las rodillas.
    Usar tacones altos puede dañar tus rodillas.
  3. Deportes de riesgo. Practicar deportes que facilitan fuerte contacto o golpes, eleva el riesgo de fracturas de rodillas o caderas, por ejemplo, lo que suele conducir a mayor desgaste, especialmente si no esperas a que la lesión sane por completo antes de retomar la actividad.
  4. Calzado no adecuado para ejercitarte. Si corres o te ejercitas con tenis no adecuados para la actividad de tu preferencia, lastimas tus rodillas en cada paso. Antes de iniciarte en cualquier deporte, pregunta a expertos cuál es el calzado adecuado.
  5. Tabaquismo. Fumar no sólo daña las vías respiratorias, también aumenta el dolor y acelera la progresión de artrosis de rodilla, enfermedad degenerativa de las articulaciones.
  6. Medicamentos. Usar ciertos fármacos sin supervisión médica, como corticoides, puede debilitar los huesos y acarrear problemas al caminar o correr.
  7. Riesgos laborales. Realizar esfuerzos de forma inadecuada y constante puede provocar daño a tus articulaciones, debido a que "sobrecargan" los cartílagos, y las rodillas no son la excepción.
  8. Sobrepeso. Tener kilos de más no es precisamente algo que ocurre "por voluntad", pero ingerir alimentos con exceso de grasas y calorías, sí. ¡Vigila tu dieta para que tus rodillas no soporten más peso del natural!

Ahora que conoces los hábitos que dañan las rodillas, sería bueno que tomaras decisiones para evitarlos al máximo y proteger tu salud.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico