Mujeres sensibles al frío
Mujeres sensibles al frío
Artículo

¿Por qué siempre tengo frío cuando afuera hace calor?

Si, a pesar del calor en el ambiente, nunca te quitas el suéter o usas ropa gruesa mientras todos llevan manga corta ¡esto te interesa! El hecho de tener siempre frío aunque haga calor puede ser simple rasgo personal o bien, consecuencia de algunas enfermedades. ¡Descubre las causas!

Causas de sentir frío todo el tiempo

Porqué siempre tengo frío

El frío es una percepción del cerebro que se produce en la zona del hipotálamo, donde se regula la temperatura corporal; su principal función es controlar que baje la temperatura bruscamente para no perder energía.

En otras palabras, cuando hace frío, el cuerpo reacciona bajando la temperatura de la piel para impedir que el calor escape.

Sin embargo, cuando la sensación de frío no está relacionada con las bajas temperaturas del ambiente, los expertos han identificado otras causas, como:

También te puede interesar: Hipotiroidismo: la tiroides se rehúsa a trabajar

  • Hipotiroidismo. Si su glándula tiroides no produce suficientes hormonas, la persona puede hacerse demasiado sensible al frío, además de sufrir dolor articular, estreñimiento, piel seca y subir de peso.
  • Anemia. Cuando la sangre no está transportando suficiente oxígeno al resto del cuerpo, los médicos refieren anemia, cuya causa más común es no tener suficiente hierro. Sentirse débil y tener frío (sobre todo, en manos y pies) continuamente es uno de los signos de esta enfermedad.
  • Enfermedad de Raynaud. Se trata de afección rara caracterizada por un reducido flujo de sangre hacia la piel, lo que provoca que se vea blanca o azul. Las áreas afectadas (dedos de manos y pies, principalmente) pueden sentirse frías, adormecidas o dolorosas.
  • Enfermedades renales. A menudo, diabetes y presión arterial elevada impiden que los riñones funcionen correctamente, por ello, los desechos que deberían filtrar terminan acumulándose en niveles peligrosos. Esto puede provocar que baje la temperatura o bien, estar relacionado con la anemia, que también genera la sensación de frío en el paciente.
  • Enfermedad arterial periférica. Ocurre cuando hay un estrechamiento de los vasos sanguíneos fuera del corazón. Causada por arterioesclerosis, esta enfermedad puede causar color pálido o azulado de la piel, así como temperatura más baja en una de las piernas comparada con la otra, entre otros síntomas.
  • Anorexia nerviosa. Este trastorno alimenticio provoca que el paciente reduzca su recuento de calorías en forma drástica; la falta de grasa corporal hace que se sienta frío todo el tiempo, en especial, en manos y pies.
  • Gripe. Todos conocemos los síntomas gripales; de hecho, tener fiebre alta, dolor de cabeza y muscular, además de tos, debilidad y escalofríos sean habituales
  • Uso de medicamentos. Algunos fármacos pueden causarte frío como efecto secundario, por ejemplo, betabloqueadores, medicamentos que ayudan a relajar al corazón e impiden que el cuerpo produzca químicos peligrosos como respuesta a la enfermedad cardiaca.
  • Beber alcohol. Aunque al principio parece provocar calor en el consumidor, el alcohol hace que la temperatura descienda a medida que el cuerpo extrae la sangre de los órganos internos para calentar la superficie de la piel.

Mujeres con frío

El metabolismo de la mujer la hace más sensible al frío

Además de los factores descritos, otro frecuente generador de la sensación de frío es el hecho de ¡ser mujer!

Según investigadores, la sensibilidad al frío está influenciada por el metabolismo y la masa muscular del individuo.

Ahora bien, aunque la temperatura corporal sea idéntica, el tamaño del cuerpo femenino suele ser más pequeño, es decir, ellas poseen menos masa muscular (en promedio), lo cual provoca que se enfríen con mayor facilidad.

Ellas tienen mayor sensibilidad al frío

Igualmente, las mujeres tienen tasas metabólicas más bajas que los varones; por tanto, generan menos calor. De acuerdo con estudio de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, ellas suelen tener manos y pies aproximadamente 3°C más fríos que los hombres.

Otro factor que determina la diferencia entre una persona y otra ante las bajas temperaturas radica en el grosor de la piel, que protege y aísla al cuerpo. Esto explica que la gente delgada generalmente tiene más frío porque su piel es más fina y ¡la protege menos!

Ahora que sabes por qué siempre tienes frío aunque haga calor en el ambiente, probablemente dejes de ocultar tus sensaciones y, además, decidas acudir al médico si presentas algún indicio de las enfermedades descritas. ¡Cuídate!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 18/09/2019 - 16:40