Tricomoniasis, una ETS curable
Tricomoniasis, una ETS curable

Tricomoniasis, una ETS curable

Tricomoniasis es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes del mundo. La buena noticia, es curable al 100%; la mala es que de no tratarse puede causar infertilidad. ¡Entérate!

También te puede interesar: Señales de una ETS

Ni virus, ni bacteria, Trichomonas vaginalis es un parásito que vive en los genitales de hombres y mujeres, por lo que la revista Sexually Transmited Diseases la considera la ETS no viral más común.

Se transmite fácilmente durante el sexo vaginal sin protección, por compartir juguetes sexuales e, incluso, por el simple contacto de los genitales. Sin embargo, es muy extraño que afecte otros órganos como boca o ano.

Síntomas de tricomoniasis

Se estima que menos de 30% de las personas experimentan síntomas; de ellas, la gran mayoría son mujeres y las molestias suelen aparecer entre 5 y 28 días después de haber contraído el parásito:

  • Ardor al orinar.
  • Dispareunia.
  • Secreciones genitales con mal olor.
Tricomoniasis es curable
Evita complicaciones por tricomoniasis realizando un chequeo anual y teniendo sexo seguro.

¿Cuál es el tratamiento?

Como te dijimos al principio, esta ETS es curable. El tratamiento requiere antibióticos (como metronidazol), por lo que debe ser prescrito por un médico.

Otra razón para acudir con un especialista es que los síntomas de tricomoniasis son muy similares a los de otras ETS, por lo que se requieren pruebas de laboratorio para confirmar el diagnóstico.

La automedicación puede complicar el problema y poner en riesgo tu salud. Bajo ninguna circunstancia lo hagas.

Es importante resaltar que seguir el tratamiento al pie de la letra no te salva de contraer nuevamente el parásito si vuelves a tener sexo sin protección.

Tricomoniasis e infertilidad

De acuerdo con la Sociedad Americana de Obstetricia y Ginecología, una de las consecuencias de la tricomoniasis son los problemas para concebir.

Este parásito afecta la fertilidad tanto de hombres como de mujeres. Sin embargo, son ellas las que corren mayor riesgo, ya que esta ETS aumenta el riesgo de contraer otras enfermedades como:

Además, aunque no se presenten síntomas, la tricomoniasis durante el embarazo puede provocar problemas como:

  • Partos prematuros.
  • Abortos espontáneos.
  • Infecciones en el recién nacido.
Tricomoniasis es curable
Si no se trata, la triconomiasis puede causar problemas en el embarazo e infertilidad.

¿Cómo prevenir la tricomoniasis?

Nunca está de más repetirlo, pero recuerda que las principales causas de las ETS son:

  • No usar condón.
  • Tener varias parejas sexuales.
  • Compartir objetos de uso íntimo o juguetes sexuales.
  • No tratar de forma correcta otras ETS.

Por ello, tener sexo con protección, además de hacerte exámenes y chequeos médicos al menos una vez al año son siempre la mejor forma de evitar estas enfermedades.

Sí, la tricomoniasis es curable, pero es mejor pensar que es prevenible. Sigue las recomendaciones de cuidado y presta atención a las señales de una ETS.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Vie, 12/04/2019 - 11:17