Sexo en el agua ¡sin riesgos!
Sexo en el agua ¡sin riesgos!
Artículo

Sexo en el agua ¡sin riesgos!

Una de las fantasías sexuales más recurrentes es tener sexo en el agua, y las vacaciones podrían ser la oportunidad perfecta para vivir encuentros íntimos en el preciado líquido, pero ¿tú y tu pareja están preparados?

Sexo en el agua: coito doloroso

Aunque en cine, televisión o Internet vemos escenas de parejas teniendo relaciones sexuales en la piscina, mar o jacuzzi, con aparente felicidad, en realidad el sexo en el agua supone más riesgos que ventajas, pues resulta difícil y complicado.

Además de que la fuerza del líquido dificulta el movimiento de los cuerpos, existen grandes probabilidades de que la lubricación genital se diluya al contacto con el agua, lo que trae como resultado que el coito resulte doloroso y poco placentero.

Ahora bien, aunque generalmente se asocia el agua con la higiene corporal, no protege contra infecciones de transmisión sexual o embarazo, por ello, si quieres tener sexo en la playa, alberca o ducha, debes cuidarte y protegerte como lo haces al tener intimidad en cualquier otro escenario.

Toma en cuenta que en un medio acuático, no sólo se ve afectada la efectividad del condón o preservativo, también es posible que la penetración permita el ingreso de agentes extraños o patógenos a la vagina, lo que causaría irritación o algún tipo de infección que altere la salud femenina.

¿Estamos preparados para tener sexo en el agua?

Si has decidido hacer realidad esta fantasía sexual, considera:

  • Usar lubricante a base de aceite, así podrías compensar el que naturalmente se produce y se pierde a causa del agua.
  • Tener varios condones al alcance, ya que suelen dañarse por efecto del vital líquido, reduciéndose así la protección que brindan.
  • Si eliges una piscina para tu encuentro romántico, procura que ésta no sea de acceso público, de lo contrario puede haber aún mayor cantidad de agentes patógenos en el ambiente.
  • En la ducha, considera usar un tapete antideslizante para evitar una caída a causa del suelo resbaladizo.
  • Si decides usar el mar como escenario, no alternes con la playa, pues la arena se adhiere más fácilmente a la piel debido a la humedad.
  • Utilizar lubricantes vaginales a prueba de agua, así te aseguras de que la penetración sexual será placentera.

Recuerda siempre que el agua no es antídoto contra enfermedades ni embarazos no deseados. ¡Ahora sí están preparados para hacer realidad su fantasía!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Salud y Medicinas

Alejandro Robles Última actualización: Mar, 24/04/2012 - 12:43