Trastorno de deseo sexual hipoactivo
Trastorno de deseo sexual hipoactivo
Artículo

Así funciona el nuevo medicamento para apatía sexual femenina

La falta persistente de interés por tener cualquier tipo de actividad sexual es un problema identificado por especialistas que puede superarse. Te decimos cómo actúa el nuevo medicamento para aumentar el deseo sexual en la mujer y quién puede usarlo.

También te puede interesar: Pastillas para aumentar el deseo sexual femenino, ¡fíjate que tengan esto!

¿Cómo es el trastorno del deseo sexual hipoactivo?

De acuerdo con datos de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia, el trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH) es el problema sexual más común en la mujer (sin importar la edad).

Una mujer con TDSH generalmente reporta alguno o todos los siguientes síntomas:

  • Reducción significativa en pensamientos sexuales.
  • Disminución de su disposición por iniciar intimidad.
  • Rechazar cualquier intento de su pareja para tener relaciones sexuales.
  • Aceptar que experimenta angustia o molestia por la ausencia de deseo sexual.

Igualmente, la ausencia de fantasías y deseo de actividad sexual suele relacionarse con otros factores, como el incremento en la demanda del tiempo que exige la familia o el trabajo, hasta la influencia de mensajes culturales sobre la idea de que las personas mayores "ya no son seres sexuales".

También te puede interesar: Deseo sexual, ¡a romper la rutina!

¿Cómo se diagnostica?

El médico puede buscar los motivos por los que la mujer percibe que su deseo sexual no es tan alto como quisiera, con el propósito de ayudarla.

Falta de interés por la actividad sexual

Además de elaborar su historia clínica, los especialistas sugieren realizar:

Examen pélvico. Con este procedimiento, pueden detectarse signos de cambios físicos que pueden disminuir el deseo sexual, por ejemplo, adelgazamiento de los tejidos genitales, sequedad vaginal o puntos que causan dolor.

Análisis de sangre. Permite verificar los niveles hormonales y detectar problemas de tiroides, diabetes, colesterol alto y trastornos del hígado que pudieran afectar la respuesta sexual.

Tratamiento del trastorno de deseo sexual hipoactivo

La manera de afrontar el problema depende de distintos factores, pero en la mayoría de casos, las afectadas se benefician de un enfoque de tratamiento orientado a las diversas causas del trastorno de deseo sexual hipoactivo.

Deseo sexual hipoactivo

En cuanto a medicamentos, el profesional de la salud suele revisar los fármacos que la mujer usa para identificar si los efectos secundarios de alguno (por ejemplo, antidepresivos) interfieren en el deseo sexual, y proceder a cambiarlo.

Nuevo fármaco que actúa sobre la libido femenina

Otra alternativa para ayudar a las personas afectadas con TDSH es el tratamiento con bremelanotida, principio activo contenido en el nuevo fármaco aprobado por las autoridades sanitarias en Estados Unidos (Food and Drug Administration, FDA) para tratar el trastorno de deseo sexual hipoactivo en mujeres premenopáusicas.

Este medicamento se administra por medio de una inyección subcutánea en el abdomen o el muslo (usando la pluma del autoinyector precargado) al menos 45 minutos antes de la actividad sexual y puede aplicarse en cualquier momento del día.

A diferencia de otros medicamentos similares, este fármaco no actúa sobre los vasos sanguíneos (sistema vascular), sino directamente sobre el sistema nervioso, es decir, aumenta la libido.

Los efectos secundarios registrados durante los ensayos clínicos incluyeron:

  • Náuseas moderadas a severas.
  • Sofocos.
  • Reacciones en el lugar de la inyección.
  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos.

En cuanto a dosis de este medicamento para aumentar el deseo sexual en la mujer, se sugiere no usar más de una dosis en 24 horas, o más de 8 dosis por mes.

Relaciones sexuales, vida íntima

No obstante, es bueno mencionar que más allá del uso de fármacos prescritos por un médico para reactivar la actividad sexual, recuperar el deseo por tener relaciones íntimas es posible si la mujer que se aproxima a la menopausia realiza deporte, debido a que el ejercicio aumenta las endorfinas, sustancias que permiten aumentar el deseo sexual.

Es importante señalar que este fármaco con bremelanotida es la segunda droga para la libido femenina que obtiene la aprobación para ser comercializada de la FDA.

Aunque saldrá a la venta en breve en Estados Unidos, vale la pena conocer el medicamento que puede ayudar a muchas mujeres a recuperar el deseo sexual y mejorar su vida de pareja.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 03/07/2019 - 13:05