Pastillas para sentir más placer
Pastillas para sentir más placer
Artículo

Pastillas para sentir más placer

Si el deseo sexual que experimentas no es tan alto como quisieras, ¡tranquila! Existen alternativas para ayudarte, por eso, ahora hablaremos de las pastillas para sentir más placer y en qué casos deben usarse.

También te puede interesar Feromonas, cuando el amor entra por la nariz

Antes de usar pastillas para sentir más placer, ¡orientación médica!

Antes de abordar la forma en que actúan las pastillas para sentir más placer, te diremos que el bajo deseo sexual en mujeres no es condición que cualquiera puede identificar. En otras palabras, es problema que requiere la orientación de un profesional de la salud.

Una mujer puede ser diagnosticada con trastorno del deseo sexual hipoactivo si normalmente carece de pensamientos o deseos sexuales, y esta ausencia de estos sentimientos le causa aflicción.

Por lo general, el médico pregunta a la paciente sobre su historia clínica y antecedentes sexuales; además, puede realizarle examen pélvico y solicitar análisis de sangre para verificar sus niveles hormonales y detectar problemas de tiroides, diabetes, colesterol elevado o trastornos del hígado.

Al mismo tiempo, suele recomendar la evaluación de un terapeuta sexual para descubrir factores emocionales que pudieran estar disminuyendo el deseo erótico.

¿Quién puede usar pastillas para sentir más placer?

El médico puede revisar primero los medicamentos que la paciente esté tomando para saber si alguno de ellos tiene efectos secundarios que reducen el deseo sexual, por ejemplo, antidepresivos y, en todo caso, buscar el mejor sustituto.

Al mismo tiempo, puede recetar otros fármacos para aumentar la libido, entre los que destaca flibanserina (se sugiere tomar una pastilla antes de acostarte), o bien, algunos más que contienen hormonas en variadas presentaciones (pastillas, parches, aerosoles, geles o cremas vaginales, entre otros).

Cabe señalar que, salvo la flibanserina, los demás medicamentos no han sido aprobados por autoridades sanitarias (FDA, por ejemplo), es decir, se encuentran en fase de investigación.

Igualmente, es posible recurrir al uso de suplementos herbarios de venta libre que producen efectos similares a los del estrógeno (aumenta el deseo sexual) en el organismo; sin embargo, su uso tampoco está regulado por las autoridades sanitarias, de manera que debe consultarse siempre con el médico la posibilidad de utilizar estos productos.

Tener poco deseo sexual puede ser muy difícil no sólo para ti, también tu pareja se ve afectada. Lo más recomendable es acudir con el profesional de la salud para recibir un diagnóstico acertado y el tratamiento más adecuado a tus necesidades.

Recuerda, el uso de pastillas para sentir más placer debe ser seguro, por tanto, solamente un médico puede indicarte las mejores opciones y los posibles efectos secundarios que podrías experimentar. ¡Infórmate!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico