Orgasmos fingidos, ¿por qué?
Orgasmos fingidos, ¿por qué?
Artículo

Orgasmos fingidos, ¿por qué?

Algunas confiesan que simulan el clímax para no herir el ego de su amante y otras buscan elevar la emoción sexual, pero las razones detrás del orgasmo fingido de una mujer van más allá. ¿Sabes cuáles son y qué ocultan?

Mujeres que fingen en la cama

Los terapeutas han descubierto diversas razones para simular un orgasmo, comenzando por una muy saludable: para tratar la anorgasmia, pues aseguran que el hecho de escenificar y dramatizar el clímax, puede "despertar" en la mujer emociones que creía olvidadas.

Sin embargo, los psicólogos también han identificado motivos que pueden estar ocultando problemas en la pareja que deben ser atendidos, como:

  • Halagar el ego masculino: la mujer finge un orgasmo para incrementar la satisfacción de la pareja y hacerle creer que es "el mejor amante".
  • Acelerar el fin del coito: si el encuentro no brinda el placer esperado, algunas mujeres simulan que han llegado al orgasmo para acabar de una vez por todas con el acto sexual.
  • Cumplir su "papel" en la relación: algunas chicas confiesan fingir el orgasmo porque "es lo que se espera de ellas", es decir, su comportamiento en la cama parece estar guiado por las expectativas de los demás.
  • Retener a la pareja: quienes sienten que "pueden perder" a su pareja o que están en riesgo de sufrir infidelidad, son las mujeres que más reconocen fingir orgasmos.

El problema, de acuerdo con expertos de la Universidad de Columbia y de Oakland (Estados Unidos), es que el engaño en la cama tiene un "precio", pues hace sentir culpables a muchas mujeres, aunque la mayoría confiesa que "todo se vale" con tal de mantener la relación.

No engañan al cerebro

Quien sí descubre el engaño es la mente. Según científicos de la Universidad holandesa de Groningen (Países Bajos), las mujeres pueden simular bastante bien los orgasmos frente a su pareja, pero cuando lo hacen, en el cerebro no pasa nada, a diferencia de lo que ocurre cuando experimentan orgasmos genuinos.

Los especialistas encontraron que cuando una mujer experimenta placer sexual verdadero, se desactivan las áreas del cerebro relacionadas con el miedo y la emoción; en cambio, esas áreas seguían en alerta cuando la persona fingía.

Pero los investigadores también hallaron que la corteza cerebral (estructura relacionada con la conciencia) permanece activa durante un orgasmo falso, pero no en los reales. La desactivación de esta zona del cerebro podría ser clave para el orgasmo de la mujer, ya que si la persona tiene miedo o presenta un nivel de ansiedad muy alto, le será difícil tener relaciones sexuales porque no consigue relajarse.

Fingir el clímax no es, en sí mismo, un factor que pueda destruir una relación, a juicio de los psicólogos; sin embargo, sugieren analizar qué hay detrás del engaño, sobre todo cuando se recurre a él en vez de reconocer los elementos que podrían estar distanciado a la pareja, en cuyo caso, conviene acudir a terapeutas sexuales.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Salud y Medicinas

Andrea de María Última actualización: Lun, 30/04/2018 - 10:34