Lubricantes íntimos para la mujer
Lubricantes íntimos para la mujer
Artículo

Aceite de bebé, ¿se puede usar como lubricante íntimo?

Si la sequedad genital complica tu vida íntima, es momento de pedir ayuda a los famosos lubricantes, pero ¿a cualquiera? Descubre si se puede usar aceite de bebé como lubricante para tus encuentros sexuales.

Contra la resequedad vaginal, ¿qué hacer?

Lubricantes para mujer

Infecciones, uso de medicamentos o reducción en los niveles de estrógeno, entre otros factores, pueden causar que los tejidos de la vagina no consigan buena lubricación y con ello, las relaciones íntimas pierdan esa agradable dosis de placer que tanto deseas.

También te puede interesar: Infecciones vaginales no complicadas

La razón es que, además de falta de lubricación vaginal, esta condición puede acompañarse de irritación debido al uso de jabones, lociones, perfumes o duchas femeninas.

Cualquiera que sea la causa, nadie debe minimizar un problema de resequedad vaginal, es decir, es asunto que debe ser atendido por el médico (ginecólogo), para que establezca el diagnóstico y tratamiento más adecuado, el cual puede incluir el uso de lubricantes, entre otras medidas.

Garantizan un momento placentero

Lubricantes para mujer

Para aliviar la falta de lubricación natural de las mucosas genitales, los lubricantes se han convertido en los mejores aliados y no sólo porque facilitan un encuentro placentero.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), su uso correcto, junto con el de preservativos masculinos (condones), es de las principales medidas para prevenir embarazos no deseados, contagio de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

En este sentido, los expertos consideran que el producto "ideal" debe ser lo más parecido posible a la lubricación natural (fisiológica), es decir, su efecto debe mantener el grado de humedad durante el mayor tiempo posible.

Aceites para sentir más placer… ¿seguros?

A pesar de la variedad de productos especialmente formulados para ello, todavía hay personas que se preguntan si se puede usar aceite de bebé como lubricante vaginal e incluso, contemplan utilizar ¡aceite de coco, oliva o vaselina!

Cualquiera de estas alternativas va contra las recomendaciones de la OMS, principalmente porque favorecen la presencia de infecciones vaginales.

Un lubricante formulado a base de petróleo, como vaselina o aceite para bebés, jamás debe usarse dentro de la vagina debido a que altera la química (pH) de la mucosa y, por tanto, eleva el riesgo de infecciones.

Por otro lado, los lubricantes que contienen aceites pueden romper el látex de los preservativos, ocasionando riesgo de embarazo no deseado y contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Así ocurre, por ejemplo, con los aceites de coco o de oliva, razón por la que no se aconsejan, a menos que exista total confianza entre la pareja y plena consciencia de que ninguno tiene enfermedades de transmisión sexual.

Lubricantes para mujer a base de agua

Dentro de la variedad de productos, los lubricantes a base de agua son los más usados; además de que no manchan la ropa o sábanas, pueden ingerirse en pequeñas cantidades sin mayor riesgo durante el sexo oral.

De igual forma, si se combinan con el uso de métodos anticonceptivos de látex (condones y diafragmas), son seguros; sin embargo, debido a que pueden secarse, se recomienda reaplicar el producto durante actos sexuales prolongados.

Ahora bien, los lubricantes a base de siliconas resultan sedosos al tacto y mantienen su utilidad durante más tiempo que los de agua; son limpios (no pegajosos), seguros para combinar con el látex y se quitan fácilmente al lavarlos con agua y jabón.

Tips para usar lubricantes para mujer

Una vez que hayas elegido el lubricante a tu medida, es importante considerar algunos puntos para obtener los mejores resultados:

  • No aplicar directamente en los genitales. Es mejor si colocas un poco en la palma de tu mano, lo frotas con los dedos para quitarle el frío y, luego, acaricias a tu pareja o a ti misma con los dedos lubricados.
  • ¡Muévete con suavidad! Si practicas coito vaginal y tu pareja usará condón, ¡no se apresuren! Los lubricantes aumentan el riesgo de que los preservativos se deslicen, por tanto, durante el acto sexual, muévete con suavidad; cuando se aparten, uno de los dos debería sostener el preservativo sobre el pene.

Ahora que sabes si se puede usar aceite de bebé como lubricante, seguramente lo pensarás dos veces antes de recurrir a este producto en tus encuentros sexuales.

No permitas que la resequedad vaginal "apague" la pasión con tu pareja; acude al médico y busca las mejores alternativas para tu vida sexual.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Lun, 24/02/2020 - 12:40