2016, Año Internacional de las Legumbres: ONU
2016, Año Internacional de las Legumbres: ONU
Artículo

2016, Año Internacional de las Legumbres: ONU

Por su elevado valor nutritivo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha declarado al 2016 como Año Internacional de las Legumbres.

De esta forma, la ONU pretende mejorar los niveles de nutrición, promover el consumo de estas plantas cuyas semillas se desarrollan dentro de vainas y aportar conocimiento gracias a la colaboración con organismos de investigación y universidades a nivel mundial.

Las legumbres no sólo contribuyen a cuidar la salud del ser humano por su contenido de proteínas y minerales, también favorecen al medio ambiente gracias a que mejoran la fertilidad de los suelos.

Así, los frutos de estas plantas leguminosas, por ejemplo, frijoles, lentejas, garbanzos y chícharos, son ricos en nutrientes y fibra; de hecho, su contenido de proteínas es mucho más alto que el del maíz, trigo o arroz.

En cuanto a minerales, aportan hierro, magnesio, potasio, fósforo y zinc, el cual se complementa con abundantes cantidades de vitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina, niacina, B6 y ácido fólico); el bajo contenido de grasa y cero colesterol es una más de las virtudes que atesoran estas semillas, que generalmente se secan para facilitar su almacenamiento (a temperatura ambiente).

Según palabras de Marcela Villarreal, Directora de la Oficina para Asociaciones, Promoción y Desarrollo de Capacidades de la ONU, la combinación de legumbres con cereales aporta una fuente de proteínas sumamente completa y comparable a la proteína animal.

Por ello, los especialistas recomiendan incluirlas regularmente en la dieta a fin de controlar y combatir la obesidad o bien, controlar el nivel de azúcar en sangre, por lo que son importante apoyo para personas con diabetes.

Igualmente, las legumbres son indispensables para la agricultura, gracias a su capacidad de fijar al suelo elementos de gran valor, como fósforo y nitrógeno. Según expertos, junto con cierto tipo de bacterias (como Rhizobium, Bradyrhizobium), estas semillas son capaces de convertir el nitrógeno de la atmósfera en compuestos que pueden ser utilizados por las plantas en crecimiento, lo que mejora la fertilidad del suelo.

Por si fuera poco, pueden almacenarse durante meses sin perder su elevado valor nutritivo, lo que constituye una más de las razones que llevaron a la Organización de las Naciones Unidas a nombrar al 2016 como Año Internacional de las Legumbres.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico