Consumo de ajo protege contra el daño renal crónico
Consumo de ajo protege contra el daño renal crónico
Artículo

Consumo de ajo protege contra el daño renal crónico

La alicina, uno de los principios activos del ajo, tiene efectos protectores contra el daño renal crónico, por lo que podría emplearse como terapia complementaria contra la enfermedad, según investigación del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Cada año hay 40 mil casos nuevos de daño renal crónico en México, así como un alto porcentaje de riesgo de padecer enfermedad renal en personas con diabetes e hipertensión, de acuerdo a la Secretaría de Salud. Asimismo, en promedio se registran en el país 33 muertes diarias a consecuencia de enfermedades del riñón, según el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2012.

Independientemente de la evolución que tenga la insuficiencia renal, ésta avanza cuando no se recibe tratamiento oportuno. Cuando es grave, se requiere sustituir la función del riñón para depurar toxinas del organismo mediante diálisis, hemodiálisis (filtrados artificiales de la sangre) o trasplante de riñón.

Los investigadores de la Escuela Superior de Medicina (ESM) del IPN probaron la alicina en un modelo de insuficiencia renal crónica; para ello sometieron a ratas a una nefrectomía 5/6 (inutilización parcial del riñón) y administraron tratamiento oral con esta sustancia mediante una sonda esofagogástrica cada 24 horas durante 6 semanas.

Al terminar el plazo comprobaron que el componente funciona como antioxidante que disminuye la lesión de proteínas y lípidos del riñón. Además, hallaron otras propiedades de la alicina: aumenta el nivel de óxido nítrico, necesario para mantener la estabilidad vascular y cardiaca, asimismo mejora presión arterial y función del riñón.

La alicina del ajo se forma cuando el bulbo es triturado o macerado, pero la mejor forma de consumo de ajo es masticarlo o picarlo crudo, ya que la sustancia es volátil a la temperatura. Para evitar que se degrade, el ajo se debe cortar con cuchillos de plástico o madera, ya que el contacto con metal provoca una reacción química, explicaron los autores del proyecto, Mónica Griselda Arellano Mendoza y Ehécatl Miguel Ángel García Trejo.

Para que el componente pueda ser usado en estudios clínicos debe pasar por diversas pruebas que pueden tardar hasta 10 años. Sin embargo, los investigadores consideran que existe evidencia tangible para recomendar dosis de alicina. En cuestión a cuántos ajos comer al día, sugieren 4 dientes de ajo cada 8 horas (12 bulbos al día) a quienes padecen o tienen riesgo de afecciones tanto cardiacas como renales.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico