Desayunos para universitarios, ¡no salgas sin ellos!
Desayunos para universitarios, ¡no salgas sin ellos!
Artículo

Desayunos para universitarios, ¡no salgas sin ellos!

Estudio reciente de la Universidad de Iowa (Estados Unidos) reveló que 50% de los universitarios no comen lo suficiente o están preocupados por su alimentación, ¿estás entre ellos? Aquí, opciones de desayunos nutritivos para universitarios que te quitarán el hambre y de darán energía.

Importancia del desayuno

Generalmente, los estudiantes universitarios comienzan su día muy temprano, tienen muchas tareas y actividades que les restan tiempo para dedicarse a la cocina.

Sin embargo, debes considerar que el desayuno es la comida más valiosa para tu organismo, pues después de una noche de sueño, requiere nutrientes que le ayuden a obtener energía y concentración para emprender sus actividades diarias.

No es necesario levantarte con tres horas de anticipación y preparar algo muy elaborado, busca desayunos fáciles que puedas hacer en minutos. Lo que sí es recomendable es que comas despacio, sentado y saboreando cada alimento a fin de que te haga correcta digestión. Estos ejemplos de desayunos nutritivos para universitarios te ayudarán.

El infaltable cereal

¿Se te hace tarde? No te vayas sin comer un plato de cereal como avena u hojuelas de maíz combinado con un lácteo como la leche o yogurt natural.

Si te es posible, evitar aquellos cereales de caja con (bastante) azúcar añadida y los saborizados con chocolate o vainilla.

Si tienes un poco más de tiempo, puedes prepararte un sándwich con pan integral, ya que te aportará más fibra y tus intestinos te lo agradecerán.

Lácteos

Agrégalos a tus recetas de desayunos universitarios. Puede ser un vaso de leche natural, yogurt, café con leche o incluso algún licuado de leche o yogurt con tu fruta favorita y unas cucharadas de avena ¡todo en uno!

Los lácteos te brindarán carbohidratos, proteínas y minerales. Si quieres cuidar la línea, opta por las versiones bajas en grasa.

Si no quieres lácteos líquidos, puedes hacerte una tostada o sándwich integral de queso (opta por los quesos blancos y no los amarillos, que contienen más grasa) y una rebanada de pechuga de pavo (te aportará proteína).

Frutas para el desayuno de todo estudiante

Las frutas te aportarán casi todos los nutrientes que requieres para tu día: minerales, vitaminas y antioxidantes.

Consume al menos una porción de frutas (si puedes comer una fruta mediana entera y con cáscara, por ejemplo, una manzana, mucho mejor).

Procura que una de esas frutas sea un cítrico (naranja, toronja, guayaba o kiwi) a fin de que te aporten vitamina C y fortalezcan tu sistema inmunológico (¡no querrás enfermarte en épocas de exámenes!).

Los jugos de frutas no son tan recomendables, pero si los prefieres, que sean naturales y sin eliminar su pulpa (te aporta fibra y minerales).

Llévate a la universidad una fruta como manzana o pera, una bolsita con frutos secos al natural (sin sal), como nueces o almendras o un sándwich de pavo, por si a media mañana te da hambre.

¿Y el café?

La ingeniera en alimentos Ruth Pedroza Álvarez (académica de la Universidad Iberoamericana) señala que los universitarios aprenden más rápido cuando toman café antes de entrar a clase.

Así que una taza de café no está de más, pero tampoco abuses y te vuelvas dependiente del café para estar alerta en tus clases. Recuerda que también debes tomar 2 litros de agua natural para mantener tu cuerpo y cerebro hidratado.

¿Ves que tomar un desayuno nutritivo no es tan difícil aun siendo universitario? Pruébalos y nos cuentas tus resultados.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico