Qué comer para no tener gases intestinales
Qué comer para no tener gases intestinales
Artículo

Esto es lo que debes comer para no tener gases intestinales

Más molestos que preocupantes, los gases pueden llegar a condicionar la vida del paciente si no se controlan, por ello, vale la pena conocer medidas para lograrlo. Te decimos qué comer para no tener gases intestinales.

También te puede interesar: Dispepsia, afección que los jóvenes mexicanos deben conocer

¿Qué causa los gases intestinales?

Cualquier persona expele gases (flatos) diez veces al día, en promedio; incluso, hacerlo 20 veces diarias se considera normal, de acuerdo con datos del Colegio Americano de Gastroenterología.

Sin embargo, cuando las flatulencias ocurren con mayor frecuencia, a menudo se considera un problema que afecta la vida del paciente.

De hecho, sentir frecuentes dolores a causa de los gases atrapados o que no se mueven a través del sistema digestivo es uno de los motivos habituales de visitas al médico.

También te puede interesar: Flatulencia

Los gases pueden acumularse tanto en el intestino como en el estómago y pueden expulsarse en forma de eructos o por vía anal (flatulencias).

Por lo general, los gases se generan en el intestino grueso como parte de la digestión de los alimentos, por la fermentación que éstos experimentan y el aire que la persona ingiere al comer, lo cual es natural aunque suele pasar desapercibido.

El problema es que en ciertos casos, por determinadas condiciones clínicas (estreñimiento, por ejemplo) o el tipo de alimento consumido, los gases se forman con mayor facilidad y pueden afectar la convivencia o las actividades diarias.

Factores que favorecen los gases

El aumento de gases o molestias que éstos provocan puede ocurrir por el consumo de alimentos que son más propensos a generarlos.

Igualmente, ciertas condiciones médicas pueden favorecer el problema, como:

  • Intolerancia a la lactosa.
  • Problemas de páncreas.
  • Colon irritable.
  • Síndrome de malabsorción intestinal.
  • Estrés o ansiedad.

Además, determinados factores influyen en los síntomas relacionados con los gases intestinales, entre ellos:

  • Cantidad de aire tragado.
  • Eficacia del tracto gastrointestinal para movilizar/expeler el aire.
  • Cantidad de gases producida por bacterias en el colon.
  • Sensibilidad del individuo al gas retenido.

Gases intestinales

Los jóvenes y adultos que sufren este problema lo superan con más facilidad que los niños, gracias a que pueden explicar al profesional de la salud los síntomas y molestias que experimentan; por lo general, un simple cambio en los hábitos alimenticios significa notable mejoría.

¿Qué hacer para no tener gases?

El primer paso consiste en observar lo que comes para identificar los alimentos que suelen generar los gases y disminuir su presencia en la mesa para lucir vientre ¡de película!

Digestión sin gases

Por ejemplo, puedes dejar de tomar leche entera durante un par de semanas, debido a que la intolerancia a la lactosa suele ser una causa frecuente.

También es de gran ayuda reducir la cantidad o eliminar los siguientes alimentos:

  • Cereales, en especial, salvado de trigo.
  • Alimentos con fibra.
  • Lácteos (enteros). Puedes sustituirlos por las versiones deslactosadas.
  • Dulces y caramelos.
  • Frijoles y otras leguminosas (lentejas, garbanzos, etc.). Los expertos aconsejan cocinarlas de manera que sea más fácil digerirlas.
  • Col, coliflor y alcachofas.
  • Manzanas. Su alto contenido de fibra, además de la fructosa y sorbitol, pueden provocar gases.
  • Comida salada. Los alimentos altos en sodio hacen que el cuerpo retenga líquidos y aumente la sensación de "llenura" o gases intestinales.
  • Alimentos fritos (liberan grandes cantidades de gases al descomponerse).
  • Refrescos.

Comer rápido, sin masticar o tomar bebidas usando popotes, son hábitos que también favorecen que las personas traguen demasiado aire y experimenten molestos gases.

Además de hacer los cambios señalados en los alimentos que producen gases, considera que se trata de síntomas molestos pero no necesariamente tienen por qué esconder una enfermedad.

Desde luego, conviene consultar al médico si experimentas gases intestinales de manera repetitiva o se acompañan de otros síntomas. ¡Cuida tu salud!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Vie, 28/06/2019 - 12:04