Queso, tan adictivo como las drogas
Queso, tan adictivo como las drogas
Artículo

Queso, tan adictivo como las drogas

Si eres fan de comer queso a todas horas, no te sientas culpable, el deseo de ingerir este alimento oculta cierta adicción alimenticia similar a la que provocan las drogas, según reciente estudio.

De acuerdo con investigación desarrollada por la Universidad de Michigan y publicada por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el queso produce en el cuerpo un efecto parecido al consumo de drogas, tabaco o alcohol.

El trabajo analizó los presuntos efectos adictivos que ocasionan ciertas comidas y cuáles son los "secretos químicos" que ocultan estas adicciones. Para ello, investigadores seleccionaron a 500 estudiantes y hallaron que el alimento más adictivo para ellos era la pizza con queso.

"Este estudio provee evidencias preliminares de que no todos los alimentos están igualmente implicados en un comportamiento adictivo a la comida, y que aquellos altamente procesados podrían compartir características con el abuso de drogas", explica el documento.

El deseo por el queso se daría en parte por la voluntad de supervivencia, que se manifestaría en consumir alimentos con grandes cantidades de grasa animal.

Además, los productos lácteos contienen caseína, proteína que durante la digestión tendría efectos similares a los opiáceos; sin embargo, en el queso la cantidad es mayor debido a que se trata de un producto concentrado.

"La caseína se adhiere a los receptores de opiáceos del cerebro, provocando un efecto calmante muy parecido a la manera en que lo hacen la heroína y la morfina", explica el Dr. Neal Barnard, presidente del Comité de Médicos por una Medicina Responsable de Estados Unidos.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico