Té rojo propiedades curativas
Té rojo propiedades curativas
Artículo

7 razones para amar al té rojo y sus propiedades curativas

Mejorar el estado de alerta y ayudar a mantener esbelta figura son algunas promesas que atraen a quien bebe una taza de esta infusión, pero ¿son reales? Conoce más sobre el té rojo, sus propiedades curativas y qué dice la ciencia sobre ellas.

Té de hojas maduras

Propiedades medicinales del té rojo

Proveniente de la región Pu'er, al sur de la provincia china de Yunnan, el té rojo se elabora con hojas y tallos de la planta Camellia sinensis, los cuales se almacenan (lejos de humedad, calor y luz solar) para que maduren y mejoren sus propiedades.

A diferencia de otras infusiones que se elaboran con partes frescas de determinada planta (tras su recolección), el té rojo requiere un proceso de fermentación que puede durar de 2 a 60 años en barricas de bambú; esto permite que las hojas alcances un color cobrizo, el mismo que adquiere la bebida al prepararse.

Perfecto para cuidar la salud

La fermentación de sus hojas, dicen expertos, es la causa de que el té rojo contenga muy poca cafeína, incluso, menos que el tradicional café o muchas otras infusiones.

Otras características del té rojo que benefician tu salud y bienestar son:

Té rojo para bajar de peso 

  1. Escudo contra enfermedades. Por su contenido de antioxidantes, el té rojo ayuda a prevenir el daño causado por los llamados radicales libres, moléculas que pueden acumularse en las células y afectar su estructura, aumentando el riesgo de cáncer y otras enfermedades.
  2. Facilita la digestión. Tomar una taza de té rojo después de comer puede facilitar la digestión gracias a que ayuda a equilibrar las bacterias en estómago e intestinos; por tanto, también favorece el control de peso y reduce la sensación de pesadez estomacal.
  3. Antibacteriano. Sus poderes para combatir bacterias peligrosas (Escherichia coli, por ejemplo) convierten a esta infusión en magnífico aliado de la salud.
  4. "Antigrasa". Científicos de la Universidad Heilongjiang de Medicina China, entre otros, descubrieron que el té rojo puede ayudar a combatir la obesidad, gracias a que sus componentes reducen la acumulación de grasa.
  5. Reduce el colesterol. A diferencia de otros tés, el Pu-er contiene pequeñas cantidades de lovastatina, que se usa para reducir colesterol y triglicéridos. Los investigadores creen que las bacterias que genera la fermentación de la planta son capaces de producir lovastatina.  
  6. Estado de alerta. Aunque su contenido de cafeína es menor si se compara con el café u otras infusiones, el té rojo parece evitar una disminución en el estado de alerta cuando se consume varias veces (hasta 4 tazas por día).
  7. Antiestrés. Científicos consideran que el ácido gammaaminobutírico presente en las hojas y tallos de la planta reduce los niveles de ansiedad, de ahí que luego de beber una taza, el consumidor experimente sensación de relajación.

En general, la manera de disfrutar del té rojo es como la de cualquier otra infusión, es decir, puedes tomar una taza caliente o prepararlo frío para beber sorbos a lo largo de la jornada en tu oficina, por ejemplo.

Recuerda que tomar cualquier bebida en exceso puede provocar efectos (secundarios) inesperados. Si notas alguna señal "extraña" después de haber consumido varias tazas de té rojo, lo mejor será suspender su uso y hablar con tu médico.

Ahora que conoces más sobre el té rojo y sus propiedades curativas, podrás decidir si lo incluyes en tu dieta para experimentar sus beneficios. ¡Infórmate!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Jue, 28/11/2019 - 11:54