Imagen
Aceite de hígado de tiburón
Principios Activos

Aceite de hígado de tiburón

Si quieres saber para qué sirve el aceite de hígado de tiburón, aquí tienes datos útiles. El aceite de hígado de tiburón se obtiene del hígado de diversas especies de este animal que habitan generalmente en aguas de océanos profundos y fríos.

Entre sus propiedades benéficas para la salud, destaca por ser eficaz en el tratamiento de heridas de la piel o para aliviar irritación de los aparatos respiratorio y digestivo, además de ser muy apreciado para mejorar la resistencia al frío y las enfermedades.

¿Para qué sirve el aceite de hígado de tiburón?

Numerosos suplementos alimenticios se formulan a base de aceite de hígado de tiburón, generalmente en presentación de cápsulas (o perlas). Se recomienda tomar 1 o 2 cápsulas al día, aunque el médico podría modificar esta indicación dependiendo de las características de cada persona (edad, peso y estado de salud general).

En su contenido destacan los alquilgliceroles, compuestos relacionados con la producción de glóbulos blancos en la sangre que juegan papel fundamental en el sistema inmune (de defensas) del organismo.

Por ello, es común utilizar el aceite de hígado de tiburón para:

  • Fortalecer el sistema inmunitario, promover la salud cardiovascular y aportar al organismo máxima protección frente al estrés oxidativo que acelera el envejecimiento celular.
  • Como complemento vitamínico: por su contenido de pristano, triglicéridos, alcoholes grasos y vitaminas A, E, D.
  • Muchos de sus beneficios se relacionan con los ácidos grasos Omega 3 que contiene, ya que el organismo del ser humano no puede producirlos. Estos ácidos disminuyen el dolor e hinchazón, lo que puede explicar por qué el aceite de hígado de tiburón es posiblemente eficaz para afecciones de la piel (acné o psoriasis, por ejemplo) y hemorroides; además, se trata de ácidos que retardan la coagulación sanguínea, lo que podría hacer útil al aceite de hígado de tiburón en el tratamiento de algunas enfermedades del corazón.
  • A nivel cosmético, el uso de este aceite es frecuente gracias a su contenido de escualeno, sustancia que ha demostrado alta capacidad para suavizar la piel mediante fórmulas que no la dejan grasosa, así como en aquellas destinadas a la restauración de los aceites naturales del cutis que es expuesto al Sol, viento, polvo y contaminación.

Efectos secundarios del aceite de hígado de tiburón

Es importante señalar que actualmente no se cuenta con suficientes evidencias sobre la posible interacción del aceite de hígado de tiburón con alimentos, medicamentos, hierbas y otros suplementos, es decir, los estudios realizados a la fecha se consideran incompletos.

En cuanto a los posibles efectos secundarios del aceite de hígado de tiburón, se incluyen dejar un olor y sabor desagradables (resabio) luego de su consumo debido a que las cápsulas se degradan en el estómago y liberan rápidamente su contenido.

De hecho, una de las quejas más comunes sobre las cápsulas de aceite de hígado de tiburón (y de pescados, en general) es que provocan eructos, acidez estomacal y fuerte sabor en la parte posterior de la garganta.

Para reducir el riesgo de estas molestias, se recomienda tomar las cápsulas junto con algún alimento y evitar recostarse inmediatamente después.

De igual forma, otros efectos secundarios digestivos producidos por esta sustancia son: náuseas, gases, hinchazón y dolor de estómago e, incluso, diarrea y heces blandas.

Cabe señalar que el consumo de esta sustancia durante el embarazo y la lactancia debe ser evaluado por el médico, pues no se tienen estudios al respecto; de manera similar, el uso de cápsulas de aceite de hígado de tiburón en niños carece de estudios, por ello solamente el profesional de la salud puede tomar la mejor decisión al respecto.

¿Cuándo llamar al médico?

Antes de usar cualquier suplemento alimenticio es necesario acudir al médico a fin de que él determine la dosis adecuada para el paciente, con base en su estado de salud general. Asimismo, en caso de presentar cualquiera de los efectos secundarios antes mencionados, se recomienda consultarlo.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico