Imagen
Cabergolina, ¿sabes cómo actúa este medicamento?
Principios Activos

Cabergolina, ¿sabes cómo actúa este medicamento?

Cuando se requiere disminuir la cantidad de prolactina en el cuerpo, los médicos sugieren el uso de cabergolina. 

También te puede interesar Hiperprolactinemia, producción de leche fuera de la lactancia

Este fármaco pertenece a la clase de medicamentos denominados agonistas del receptor de la dopamina.

¿Cómo se usa cabergolina?

La cabergolina se usa para tratar la hiperprolactinemia, es decir, los niveles altos de prolactina (sustancia natural que ayuda a la mujer en periodo de lactancia a producir leche), debido a que puede provocar síntomas como infertilidad, problemas sexuales y pérdida de masa ósea en la mujer que no está amamantando a su bebé o bien, en hombres.

La presentación de cabergolina es en tabletas para ingerirse por vía oral.

En general, se recomienda tomar el fármaco con o sin alimentos, dos veces a la semana y siguiendo al pie de la letra las indicaciones del médico.

Igualmente, la cabergolina se usa en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

Efectos secundarios de cabergolina

Como cualquier otro medicamento, la cabergolina puede causar efectos secundarios como:   

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Acidez estomacal.
  • Cansancio.
  • Mareos.
  • Dolor en senos.
  • Periodos menstruales dolorosos.
  • Ardor, entumecimiento u hormigueo en brazos, manos, piernas o pies.
  • Cabe agregar que algunos de los efectos secundarios de la cabergolina pueden ser graves, como:
  • Falta de aire.
  • Dificultad para respirar cuando se está acostado.
  • Dolor en el pecho.
  • Tos.
  • Disminución de la micción.
  • Visión anormal.
  • Bultos o dolor en el área del estómago.

¿Cuándo llamar al médico?

Ante la presencia de cualquier efecto secundario, es indispensable informar al médico.

Los síntomas de sobredosis incluyen congestión nasal, desvanecimiento y alucinaciones; en caso de sobredosis de cabergolina, debe llamarse al médico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico