Glimepirida, ¿para qué sirve este medicamento?
Principios Activos

Glimepirida, ¿para qué sirve este medicamento?

La glimepirida es medicamento hipoglucemiante; se utiliza para tratar diabetes tipo 2, en combinación con un programa de alimentación y actividad física adecuado.

También te puede interesar Preguntas frecuentes sobre diabetes

La glimepirida reduce la concentración de azúcar en la sangre al conseguir que el páncreas produzca insulina (sustancia natural que se necesita para degradar el azúcar en la sangre) y ayudar a que el cuerpo use la insulina de forma eficiente.

Cabe señalar que la glimepirida no se utiliza dentro del tratamiento de pacientes con diabetes tipo 1 ni la cetoacidosis diabética, afección grave que puede ocurrir si no se atiende el problema de elevadas concentraciones de azúcar en la sangre.

¿Cómo se usa la glimepirida?

La presentación de glimepirida es en tabletas para administrarse oralmente; suele tomarse una vez al día con el desayuno o bien, con alguna de las primeras comidas del día.

Con frecuencia, el médico receta inicialmente dosis bajas de glimepirida y va aumentándolas conforme se requieran.

Es importante señalar que la glimepirida sólo ayuda a reducir el nivel de azúcar en la sangre en pacientes cuyo organismo produce insulina de manera natural.

Asimismo, debe subrayarse que la glimepirida ayuda a controlar la concentración de azúcar en la sangre, pero no cura la diabetes.

Efectos secundarios de glimepirida

Entre los efectos secundarios que puede experimentar el consumidor de glimepirida, se encuentran:

  • Mareos.
  • Náuseas.

En ocasiones, los efectos adversos son graves y consisten en:

  • Coloración amarillenta de la piel y ojos.
  • Heces de color claro.
  • Orina de color oscuro.
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen.
  • Sangrado o moretones anormales.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Dolor de garganta.

¿Cuándo llamar al médico?

Ante la presencia de cualquier efecto secundario de glimepirida, es indispensable informar al médico de inmediato.

Igualmente, en caso de sobredosis, se debe informar al médico o acudir al hospital para recibir ayuda.

La diabetes tipo 2 no tratada puede provocar problemas del corazón, vasos sanguíneos, nervios, riñones y ojos, por lo que la Federación Mexicana de Diabetes recomienda prevenir la aparición de estas complicaciones mediante medidas como:

  • Consumir alimentos saludables.
  • Controlar el peso.
  • Practicar actividad física regularmente.
  • Tomar los medicamentos indicados por el profesional de la salud.
  • Llevar automonitoreo de glucosa en sangre.
  • Asistir a exámenes y revisiones médicas con regularidad.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico