Pramipexol, ¿para qué se usa este medicamento?
Principios Activos

Pramipexol, ¿para qué se usa este medicamento?

Perteneciente a una clase de medicamentos llamados agonistas dopaminérgicos, pramipexol se utiliza para tratar los síntomas de la enfermedad de Parkinson, por ejemplo, temblores en algunas partes del cuerpo, rigidez, movimientos lentos y problemas de equilibrio.

Asimismo, pramipexol es fármaco que se usa para tratar el síndrome de piernas inquietas.

Se trata de fármaco que actúa en lugar de la dopamina, sustancia natural en el cerebro indispensable para controlar los movimientos.

También te puede interesar Enfermedad de Parkinson

¿Cómo se usa pramipexol?

La presentación de pramipexol es en tabletas para administrarse por vía oral.

Para tratar síntomas de la enfermedad de Parkinson, pramipexol se toma, por lo general, 3 veces al día; en caso del síndrome de piernas inquietas, el fármaco se ingiere habitualmente una vez al día, 2 o 3 horas antes de acostarse.

Aunque puede tomarse con o sin alimentos, especialistas sugieren ingerir pramipexol con alimentos para prevenir las náuseas que puede ocasionar.

Es importante señalar que pramipexol es medicamento que ayuda a controlar los síntomas de la enfermedad de Parkinson y el síndrome de piernas inquietas, pero no controla estas afecciones.

Por tanto, el paciente debe seguir tomando el fármaco de acuerdo con las indicaciones del médico, es decir, aún si se siente bien, pues suspenderlo puede causarle fiebre, rigidez muscular, cambios en la conciencia y otros molestos síntomas.

Efectos secundarios de pramipexol

Entre los efectos secundarios que puede provocar, se encuentran:

  • Náuseas.
  • Debilidad.
  • Mareo.
  • Pérdida de equilibrio (caídas).
  • Dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, así como sueños anormales.
  • Dificultad para recordar.
  • Acidez.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Boca seca.

En ocasiones, los efectos secundarios son más graves y pueden incluir:

  • Alucinaciones.
  • Cambios en la visión.
  • Orina de color rojo oscuro.
  • Sensibilidad muscular.
  • Dolor o rigidez muscular.
  • Debilidad muscular.

Algunas personas que toman pramipexol desarrollan un interés por el juego de manera patológica, sin antes haber mostrado esta conducta; al mismo tiempo, pueden presentar mayor interés en tener (o comprar) sexo, comer en exceso u otros comportamientos compulsivos inusuales.

Por ello, cuando una persona toma pramipexol, es recomendable que sus familiares estén atentos a su comportamiento y actividades, a fin de identificar posibles efectos secundarios como los descritos y ayudar o proteger al paciente.

¿Cuándo llamar al médico?

Ante cualquier reacción secundaria que experimente el consumidor, debe visitar o llamar al médico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico