Imagen
Rosuvastatina, medicamento para reducir el colesterol
Principios Activos

Rosuvastatina, medicamento para reducir el colesterol

Dentro de los medicamentos llamados inhibidores de la HMG-CoA reductasa, la rosuvastatina es de los fármacos más sugeridos por los profesionales de la salud para disminuir la cantidad de colesterol en la sangre.

Te decimos cómo funciona la rosuvastatina, cuándo se usa y cuáles son sus efectos secundarios.

También te puede interesar Cómo controlar el colesterol

¿Cómo se usa rosuvastatina?

La rosuvastatina se utiliza para reducir el riesgo de infarto y apoplejía, así como para disminuir la probabilidad de que se requiera de una cirugía de corazón en personas que enfrentan alguna afección del corazón o bien, que tengan riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Por lo general, los médicos sugieren que el uso de rosuvastatina se acompañe de una dieta adecuada, pérdida de peso y ejercicio frecuente para lograr mejores resultados.

La rosuvastatina también se utiliza para disminuir la cantidad de colesterol (de baja densidad, "colesterol malo") y triglicéridos en la sangre, así como para aumentar la cantidad de colesterol de lipoproteínas de alta densidad ("colesterol bueno") en sangre.

Igualmente, este medicamento puede usarse para disminuir la cantidad de colesterol y otras sustancias grasosas en la sangre en niños y adolescentes de 10 a 17 años de edad que presentan hipercolesterolemia homocigótica familiar, condición hereditaria en la que el colesterol no se puede eliminar del cuerpo normalmente.

De acuerdo con estudio del Colegio de Medicina de la Universidad de Illinois, la rosuvastatina es la estatina más eficaz en la actualidad y se caracteriza por su escasa probabilidad de interacciones con otros fármacos, además de que se asocia con un adecuado nivel de tolerabilidad.

Rosuvastatina, ¿en qué dosis se usa?

La rosuvastatina se encuentra en presentación de tabletas para tomar por vía oral; por lo general, se recomienda tomarla una vez al día, con o sin alimentos (de preferencia, siempre a la misma hora).

En la mayoría de casos, el médico sugiere indicar una dosis baja de rosuvastatina al inicio del tratamiento, e incrementarla gradualmente dependiendo de la respuesta del paciente.  

Efectos secundarios de rosuvastatina

La rosuvastatina puede causar efectos secundarios en el consumidor, por ejemplo:

  • Estreñimiento.
  • Dolor de estómago.
  • Mareos.
  • Dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido.
  • Depresión.
  • Dolor de articulaciones.
  • Dolor de cabeza.
  • Falta o pérdida de la memoria.
  • Confusión.

En ocasiones, los efectos derivados del uso de rosuvastatina pueden ser graves e incluyen:

  • Dolor, sensibilidad o debilidad muscular.
  • Falta de energía.
  • Fiebre.
  • Dolor de pecho.
  • Ictericia en piel u ojos.
  • Orina de color oscuro.
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen.
  • Náusea.
  • Cansancio extremo.
  • Debilidad.
  • Sangrado o moretones inusuales.
  • Pérdida de apetito.
  • Síntomas similares a los de gripe.
  • Sarpullido.
  • Urticaria.
  • Picazón.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Inflamación del rostro, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas.

¿Cuándo llamar al médico?

Ante la presencia de cualquier efecto secundario, es indispensable informar al médico de inmediato. Igualmente, en caso de sobredosis, se debe informar al médico o acudir al hospital para recibir ayuda.

*Todos los artículos de salud son revisados por el Dr. Pedro Melchor Reyes, médico general, especialista en farmacología.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico