Tibolona, ¿para qué sirve este medicamento?
Principios Activos

Tibolona, ¿para qué sirve este medicamento?

La tibolona es medicamento que se utiliza para aliviar los síntomas de la menopausia y prevenir la osteoporosis.

Se trata de una hormona sintética que se utiliza sólo en mujeres y su acción es indispensable para mantener la normalidad de las funciones femeninas.

También te puede interesar Perfil hormonal femenino

¿Cómo se usa la tibolona?

La presentación de tibolona es en tabletas que se administran por vía oral, de preferencia, con los alimentos. Por lo general, se recomienda tomar dosis de 2.5 mg una vez al día.

Efectos secundarios de tibolona

Las reacciones adversas por el uso de tibolona incluyen:

  • Náuseas y vómito.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor de cabeza.
  • Hinchazón de manos, pies o tobillos.
  • Aumento de peso.
  • Acné.
  • Crecimiento anormal del cabello.
  • Flujo vaginal.
  • Sensibilidad en los senos.
  • Hemorragia posmenopáusica.
  • Prurito genital.
  • Candidiasis vaginal.
  • Hemorragia vaginal.
  • Dolor pélvico.
  • Molestias en las mamas.
  • Infección fúngica.
  • Micosis vaginal.
  • Disminución de la tolerancia a la lactosa.

La tibolona está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad al fármaco o a cualquiera de los componentes de su formulación. También está contraindicada en personas con antecedentes o sospecha de cáncer de mama, tumores malignos, sangrado vaginal sin diagnosticar y en mujeres que hayan tenido accidente cerebrovascular.

De acuerdo con autoridades de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la tibolona se encuentra en el listado de medicamentos de alto riesgo, por lo que su uso debe realizarse siempre bajo supervisión médica.

¿Cuándo llamar al médico?

Mientras permanezca en tratamiento con tibolona, la paciente debe visitar al profesional de la salud para realizarse exámenes de Papanicolaou y exámenes de las mamas y pelvis de manera regular.

También es importante mencionar que la tibolona puede hacer que el cuerpo de la paciente retenga líquido, provocando que se hinchen los dedos, manos o tobillos, además de causar que aumente la presión sanguínea. Ante cualquiera de estos signos, debe ponerse en contacto con el médico.

Igualmente, en caso de sobredosis, se debe informar al médico o acudir al hospital para recibir ayuda.    

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico