Cómo suavizar los pies y quitar las asperezas
Cómo suavizar los pies y quitar las asperezas
Artículo

Cómo suavizar los pies y quitar las asperezas

La piel que se seca y engrosa da un aspecto poco estético, de ahí la necesidad de eliminarla y hacer todo lo posible por evitar que vuelva a formarse. Te decimos cómo suavizar los pies y quitar las asperezas para mostrarlos siempre ¡saludables y atractivos!

También te puede interesar ¡A proteger la piel en invierno!

Remedios naturales para eliminar asperezas

El roce del calzado, las bajas temperaturas o el descuido de la piel suele causar resequedad y asperezas en los pies, pero existen remedios naturales que ayudarán a combatirla:

  • Bicarbonato de sodio: mezcla en un recipiente (donde puedas sumergir los pies) 3 cucharadas de bicarbonato de sodio, 1 litro de agua caliente y algunas gotas de aceite humectante. Remoja tus pies limpios en este líquido durante 15 o 20 minutos; posteriormente, saca los pies, sécalos y frota tus talones con piedra pómez para eliminar las durezas.
  • Infusión de manzanilla: prepara 2 tazas de té de manzanilla y mézclalas con ½ litro de agua caliente; remoja tus pies en este líquido por 30 minutos, aproximadamente. En seguida, lima las asperezas de tus pies, haciendo énfasis en los talones, hasta remover toda la piel reseca. Al final, aplica crema humectante.
  • Vinagre de manzana: remoja una rebanada de pan de caja en ½ taza de vinagre de manzana, luego prepara una pasta que puedas colocar sobre la piel reseca de tus pies y dejar actuar, al menos, una hora. Para lograr mejores efectos, hay quien recomienda cubrir la pasta de pan con gasa para que actúe durante toda la noche. Retira la pasta al otro día y aplica crema humectante.

Mejores efectos si lo haces por la noche 

Antes de recurrir a cualquiera de estos remedios, es importante lavar tus pies con agua y jabón; posteriormente, conviene aplicar crema humectante en toda la piel, de preferencia, realizando masaje para brindar relajación.

La razón de esto es que las asperezas de la piel son resultado de la falta de hidratación, de tal forma que si te acostumbras a humectar tus pies (sobre todo, los talones) todos los días, las durezas en la epidermis serán cosa del pasado.

Otra medida súper eficaz para suavizar los pies y quitar asperezas es que lleves a cabo el tratamiento elegido antes de dormir, a fin de aplicar después crema o loción hidratante en abundancia sobre cada centímetro de piel y, de ser posible, colocar unos calcetines para garantizar que el efecto "mágico" tendrá el tiempo suficiente para funcionar.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico