Óxido de zinc beneficios
Óxido de zinc beneficios
Artículo

6 beneficios del óxido de zinc que te encantarán

Si quieres lucir rostro siempre atractivo o protegerte contra los rayos del sol, este mineral te ayudará. Conoce más sobre el óxido de zinc y beneficios para la salud que lo han convertido en el mejor amigo de la piel.

Para el cuidado personal

Sudoración excesiva y óxido de zinc

Desde hace tiempo se usa este mineral en polvo blanco para formular desde cosméticos, jabones y talcos, hasta protectores solares o ungüentos para aliviar dermatitis de pañal.

También te puede interesar: Rozaduras, tortura para el bebé

La razón es que el óxido de zinc es compuesto químico que se utiliza como pigmento blanco o bien, para “dar volumen” a ciertos elementos; además, gracias a sus propiedades antibacterianas y desodorantes, también es ingrediente común dentro de shampoos anticaspa, talcos para bebés y antitranspirantes.

Aunque la mayoría hemos experimentado sus beneficios, es posible que todavía haya quienes desconocen su eficacia. Por eso, te ofrecemos 6 razones para usar óxido de zinc en beneficio de la salud:

Oxido de zinc para rozaduras de pañal

  1. Alivia rozaduras de pañal. Gracias a que se adhiere fácilmente a la superficie de la piel, el óxido de zinc forma una capa fina que la aísla, por ejemplo, de sustancias irritantes, como las responsables de rozaduras de pañal, lo que facilita el alivio de la irritación que tanto molesta a los bebés. Por eso, es frecuente encontrar este ingrediente (junto con vitamina A, D y E) en pomadas para dermatitis de pañal.
  2. Protege contra quemaduras solares. El óxido de zinc refleja y dispersa la luz ultravioleta (UV), por eso se utiliza en lociones o cremas de protección solar cuyo uso frecuente evita quemaduras solares, daños en la piel y riesgo de cáncer.
  3. Favorece la higiene de los pies. Usar talcos con óxido de zinc ayuda a combatir las molestias por la excesiva sudoración en los pies; por su efecto astringente, desodorante, absorbente y secante, puede eliminar el mal olor y evitar la proliferación de bacterias y hongos.
  4. Reduce el mal olor. Algunos desodorantes y/o antitranspirantes incluyen óxido de zinc en su fórmula con el propósito de evitar el sudor excesivo y mal olor en las axilas, lo que consigue por su capacidad para combatir hongos y bacterias.
  5. Mejora la apariencia del rostro. El óxido de zinc tiene propiedades cosméticas y astringentes; por ejemplo, es regulador de sebo, mejora la elasticidad y firmeza del cutis, por lo que se ha convertido en aliado antiarrugas muy apreciado.
  6. Efecto antiacné. A menudo puedes encontrarlo en productos para tratar problemas de acné, irritación o inflamación cutánea; además, es útil contra quemaduras leves o piel agrietada e incluso, para aliviar picaduras de insectos.

¿Cómo debo usar el óxido de zinc?

La mayoría de productos con óxido de zinc pueden adquirirse sin receta médica; sin embargo, el mejor uso de cada uno de ellos ocurre cuando consultas antes al médico y sigues al pie de la letra sus indicaciones.

Así, te aseguras de que el ungüento, loción, crema o talco que hayas adquirido es adecuado para el problema a tratar.

También es importante aplicar siempre el producto sobre la piel limpia, previamente lavada con agua y jabón neutro.

De igual forma, obtendrás mejores resultados si permites que la zona donde apliques el óxido de zinc queda al descubierto el mayor tiempo posible para favorecer su óptima absorción.

Recuerda, cualquiera que sea el producto que utilices, debes mantenerlo fuera del alcance de los niños, en lugar fresco y seco.

Ahora sólo tienes que aprovechar los beneficios del óxido de zinc para tu salud. ¡Cuida tu piel!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico