Subcategoria
Video

¿Puedo comer carne de cerdo si me acaban de tatuar?

Los tatuajes están envueltos en tantos mitos que es difícil saber qué es verdad y qué un miedo infundado. La respuesta es sí, se puede comer carne de cerdo después de un tatuaje, pero debes tener los siguientes cuidados para evitar infecciones.

Para muchos, el miedo a tatuarse no es tanto por el dolor, sino por el riesgo de que el tatuaje se infecte, pero ¿de verdad puede pasar esto?

¡Totalmente! Ten en cuenta que las máquinas de tatuaje utilizan agujas diminutas para perforar tu piel e inyectar tinta en su interior. En otras palabras, un tatuaje recién hecho es una herida que tiene que sanar.

De ahí que los cuidados de un tatuaje sean indispensables para la salud de tu piel y para que el diseño no pierda calidad.

Carne de cerdo y tatuajes, ¡sí, pero con cuidado!

Los cerdos tienen un metabolismo distinto al nuestro, lo que hace que su carne acumule toxinas inofensivas para ellos, pero peligrosas para nosotros.

Estas toxinas y bacterias pueden llegar a nuestra sangre y recorrer nuestro cuerpo hasta alojarse en la zona más vulnerable que encuentren, como una herida abierta.

Por esto se popularizó la idea de que no puedo comer carne de puerco antes de tatuarme y, aunque si se puede, es muy fácil evitarlo sin cambiar tu dieta. Sigue estas recomendaciones:

  • Compra carne fresa y en buen estado.
  • Cocina perfectamente la carne (no la dejes término medio ni tres cuartos). Lo mejor es preferir platillos en los que debas hervir la carne.
  • Evita que la carne cruda entre en contacto con tu piel. Utiliza guantes de látex para manipularla y cubre tu tatuaje mientras cocinas.
  • Lava perfectamente los utensilios que uses para cortar la carne cruda (cuchillo, tabla para cortar, etc.) antes de utilizarlos nuevamente.

¿Cómo saber si mi tatuaje está cicatrizando bien?

Cuando el dolor e inflamación bajen, lo que vas a sentir es comezón. Puede ser molesta (o hasta desesperante) pero es normal, significa que tu piel está cicatrizando.

Tatuajes y consumo de carne de cerdo

Sin embargo, la Academia Americana de Dermatología explica que las dos primeras semanas después del tatuaje son claves, ya que ahí es cuando se desarrollan la mayor parte de los síntomas de una posible infección, como son:

  • Dolor o sensibilidad al tacto.
  • Inflamación.
  • Heridas que no cierran o con pus.
  • Aparición de granitos o pápulas.

Ante cualquier malestar, consulta a un dermatólogo.

Mitos y verdades de los tatuajes

Ya que estamos derribando las falsas ideas que todos tenemos sobre los tatuajes, te dejamos otras que es mejor que olvides:

¿Puedo donar sangre si tengo tatuajes?

Como ya vimos, los tatuajes sí pueden exponerte a infecciones cuando no son realizados con total higiene o si no los cuidas adecuadamente hasta que cicatricen.

Sin embargo, tener tatuajes no te imposibilita a donar para siempre. Se recomienda esperar un año después del tatuaje para descartar por completo que hayas contraído alguna infección como hepatitis.

Sólo tatúate en lugares profesionales con acreditaciones de salubridad y realízate una prueba de sangre un mes después de haberte tatuado.

¿Los tatuajes se ponen azules con el tiempo?

Esto pasaba antes, cuando las tintas no tenían la calidad necesaria y sus componentes se degradaban un poco con el paso de los años. Hoy en día, lo más cercano a eso que puede ocurrir es que los colores pierdan un poco de brillo.

Tatuajes y resonancia magnética

Es un mito muy famoso que las personas tatuadas no se pueden realizar este procedimiento médico, porque el metal dentro de las tintas es atraído por las fuerzas magnéticas del aparato.

En algún tiempo pudo ser posible, pero hoy en día, ninguna marca comercial de tintas para tatuajes puede contener metal.

¿Me puedo hacer un tatuaje con gripe?

Si tienes un resfriado, lo mejor es que descanses; aunque no es cuestión de vida o muerte, es preferible que pospongas el tatuaje unos días si sientes cualquier malestar físico.

Ahora que sabes que se puede comer carne de cerdo después de tatuarte, recuerda que lo mejor es consultar a un dermatólogo antes y después de que te hagas un tatuaje. Aclara tus dudas y sigue sus recomendaciones al pie de la letra.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico