Síndrome de Ramsay Hunt, causa de dolor y parálisis
Síndrome de Ramsay Hunt, causa de dolor y parálisis

Síndrome de Ramsay Hunt, causa de dolor y parálisis

El virus que te causó varicela en la infancia, podría provocar ahora, como adulto, el molesto síndrome de Ramsay Hunt.

Varicela ¡en los oídos!

La causa del síndrome de Ramsay Hunt es el mismo virus responsable de la varicela, es decir, herpes zoster. Una vez que la varicela se cura, el microorganismo permanece inactivo en los nervios, pero puede "despertar" años después y afectar los nervios faciales.

Los dos principales síntomas del síndrome de Ramsay Hunt incluyen:

  • Erupción cutánea roja y dolorosa con ampollas llenas de líquido dentro o alrededor del oído.
  • Debilidad o parálisis facial en el lado del oído afectado.

Por lo general, los síntomas se desarrollan al mismo tiempo, aunque en algunos casos, la erupción cutánea nunca se manifiesta.

Igualmente, se puede presentar:

  • Dolor de oídos.
  • Pérdida de audición.
  • Zumbido en los oídos (tinnitus).
  • Dificultades para cerrar un ojo.
  • Mareo y sensación de giro o movimiento (vértigo).
  • Cambios o pérdida del gusto.
  • Boca y ojos secos.

Factores de riesgo

Cualquiera que haya tenido varicela puede enfrentar el síndrome de Ramsay Hunt, sin embargo, es más frecuente en adultos mayores, especialmente después de los 60 años (y bastante raro en niños).

Aunque se trata de una condición no contagiosa, la reactivación del virus varicela-zoster puede provocar varicela en personas que no han tenido la enfermedad ni se han vacunado contra ella. Además, la infección puede ser grave en individuos con sistema de defensas (inmunitario) débil.

Por ello, es importante que hasta que las ampollas de la erupción se conviertan en costras, el enfermo de varicela evite el contacto físico con:

  • Cualquiera que no haya tenido varicela ni haya recibido la vacuna.
  • Personas con sistema de defensas débil.
  • Recién nacidos.
  • Embarazadas.

Diagnóstico

Por lo general, el diagnóstico del síndrome de Ramsay Hunt se realiza cuando el médico identifica signos de debilidad facial y una erupción similar a ampollas (vesicular).

Igualmente, puede solicitar pruebas como:

  • Exámenes de sangre para el virus de la varicela-zóster.
  • Electromiografía.
  • Resonancia magnética de la cabeza.
  • Conducción nerviosa (para identificar la magnitud del daño al nervio facial).
  • Pruebas cutáneas para el virus de la varicela-zoster.

¿Qué hacer?

Un tratamiento inmediato del síndrome de Ramsay Hunt puede reducir el riesgo de complicaciones, como sordera y debilidad muscular facial permanente.

Generalmente se recetan antinflamatorios fuertes (esteroides), así como antivirales (aciclovir o valaciclovir, por ejemplo); a veces, también se necesitan analgésicos fuertes si el dolor persiste, incluso con el uso de esteroides.

Si el paciente tiene debilidad facial, puede utilizar un parche ocular para prevenir lesión a la córnea (abrasión corneal) y/o daño al ojo, si éste no cierra por completo. En ocasiones, se recomienda el uso de lubricante ocular por la noche y lágrimas artificiales durante el día para evitar que el ojo se seque.

No existe una forma de prevenir el síndrome de Ramsay Hunt, sin embargo, las probabilidades de recuperación son mejores si el tratamiento se inicia tres días después del comienzo de los síntomas.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Salud y Medicinas

Andrea de María Última actualización: Vie, 22/12/2017 - 14:05