Cómo recuperarse de un esguince
Cómo recuperarse de un esguince
Artículo

Cómo recuperarse de un esguince, ¡despídete del dolor!

Las lesiones no son sólo cosa de atletas, pero para saber cómo recuperarse de la mejor manera de un esguince, hay algunos consejos que debes poner en práctica para reducir el dolor y evitar problemas en el futuro.

También te puede interesar: Esguince cervical, mal de automovilistas

Nuestras articulaciones funcionan gracias a ligamentos, tejidos elásticos que le permiten moverse y hacer fuerza al momento de flexionarse.

Cuando un ligamento es estirado de más o en una dirección que no es habitual puede lesionarse causando un esguince.

Aunque los más comunes son de tobillo o muñeca, también puede ocurrir en cuello, dedos, rodilla y cadera.

Además de dolor e inflamación, un esguince puede impedir el movimiento de la articulación, por lo que se debe actuar de inmediato.

Calentar músculos y articulaciones es esencial para evitar esguinces.

¿Qué hacer si tengo un esguince?

Las primeras acciones luego de una lesión son esenciales para reducir las complicaciones y facilitar la recuperación.

Aunque nada sustituye la revisión de un médico, la revista American Family Physician explica que existen 5 pasos a seguir en caso de una torcedura:

  1. Protección. Con férulas o soportes médicos para limitar el movimiento y prevenir golpes u otras torceduras.
  2. Descanso. Dependiendo del nivel de la lesión, puede requerir de un día hasta algunas semanas sin aplicar fuerza para recuperarse del esguince.
  3. Frío. Las bajas temperaturas reducen el dolor y bajan la inflamación. Sin embargo, aunque calma las molestias, esto no sustituye la consulta médica.
  4. Compresión. Usar vendas elásticas sobre la articulación lesionada ayuda a dar soporte y reducir la hinchazón.
  5. Elevación. Mantener en alto la extremidad lesionada mejora la circulación sanguínea, lo que favorece la recuperación.

Lo mejor es empezar de inmediato con estas recomendaciones para aminorar las molestias, pero recuerda que por sí solas no representan una cura o solución definitiva del problema.

Los vendajes ayudan a recuperarse de un esguince leve.

¿Cómo recupero la movilidad después de un esguince?

Una vez que tu médico ha determinado que tu articulación está fuera de peligro, es momento de regresar a la normalidad, pero antes hay que fortalecerla.

Un artículo publicado en la revista Journal of Athletic Training explica que la rehabilitación funcional es una serie de ejercicios diseñados para que tu extremidad recupere su:

  • Rango de movimiento.
  • Flexibilidad.
  • Fuerza.
  • Precisión en los movimientos.

Aunque lo mejor es una rutina de ejercicios individualizada, existen algunas recomendaciones que aplican para todos los casos:

Ten cuidado. Al terminar la terapia, ya te sentirás como nuevo, pero tómalo con calma, ya que las fibras musculares y de los tendones pueden estar sensibles por más tiempo. Regresa a tu actividad física poco a poco.

No te excedas. Haz lo que tu médico o rehabilitador físico te diga y no más, ya que en lugar de acelerar la recuperación, puedes causar un daño mayor.

Salud por dentro y por fuera. Descansar no quiere decir dejar a un lado un estilo de vida saludable. Sigue con actividad física muy ligera y con partes distintas del cuerpo. Además, recuerda llevar una dieta lo más natural posible y mantenerte hidratado.

Ahora que conoces estos consejos de cómo recuperarse de un esguince, recuerda que los mejores cuidados siempre serán preventivos. Utiliza el equipo adecuado cuando te ejercites y recuerda calentar antes de empezar tu rutina de ejercicios.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 29/05/2019 - 12:21