Ardor en el estómago y náuseas que no deben confundirse con gastritis
Ardor en el estómago y náuseas que no deben confundirse con gastritis
Artículo

Ardor en el estómago y náuseas que no deben confundirse con gastritis

Cuando tienes ardor en el estómago y náuseas, lo primero que deseas es acabar con las molestias, aunque conocer las causas sería más útil si quieres un alivio más permanente.

También te puede interesar Náuseas y vómito por indigestión

¿Cómo saber si las molestias son motivo de preocupación?

El ardor de estómago es un dolor con ardor en el pecho (justo detrás del esternón) que suele empeorar si estás recostado o inclinado hacia adelante; incluso, se acompaña de náuseas y la sensación de indigestión.

Este es problema que muchos conocemos y experimentamos cuando comemos demasiados tacos al pastor, donas de múltiples sabores o trozos de pizza, por ejemplo, y en breve tiempo, lo que impide que el cuerpo digiera bien los alimentos.

También te puede interesar Hidróxido de magnesio

Sufrir ocasionalmente ardor en el estómago y náuseas generalmente no es motivo de preocupación, ya que puede superarse con:

  • Cambios en el estilo de vida: reducir la cantidad de alimentos que se ingieren mientras se tiene malestar, ayudará a superar el problema.
  • Medicamentos: el problema puede tratarse con fármacos que se adquieren sin receta médica (de venta libre), como antiácidos.
  • Consumir abundantes líquidos, para favorecer la digestión.

Ahora bien, cuando el problema es frecuente o interfiere en las actividades diarias, podría tratarse de un trastorno que requiere la visita al médico.

Debido a gastritis

Con el término "gastritis" se define un grupo de enfermedades con un común denominador: la inflamación del revestimiento del estómago; los síntomas característicos incluyen dolor y ardor en el estómago, indigestión, náuseas y eructos frecuentes, sobre todo después de comer.

Los malos hábitos alimenticios, estrés, nerviosismo, abuso en el consumo de alcohol, uso frecuente de medicamentos antiinflamatorios o bien, la presencia de bacterias (Helicobacter pylori) que se fijan en el estómago, son factores responsables de síntomas de gastritis que no desaparecen, por ejemplo, dejando de comer en exceso una noche.

En este caso, los signos también pueden incluir inapetencia, dolor en la parte superior del vientre o abdomen, heces negras e incluso, vómitos con sangre.

Ante cualquiera de estos síntomas, es necesario acudir al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado con el fin de evitar posibles complicaciones (pérdida de sangre y aumento del riesgo para cáncer gástrico, por ejemplo).

Como verás, padecer ardor en el estómago y náuseas de manera frecuente te indica que puede tratarse de algo más que una indigestión por comer de más una noche, y debes acudir al médico.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico