Inflamación del colon por intoxicación de alimentos
Inflamación del colon por intoxicación de alimentos
Artículo

Colitis por intoxicación alimentaria: ¡más calor, más riesgo!

Durante los meses cálidos, los alimentos se descomponen con mayor facilidad si no se manejan o almacenan correctamente, y esto eleva el riesgo de colitis por intoxicación alimentaria. Conoce los síntomas de esta afección y cómo prevenirla en estos días calurosos.

También te puede interesar: Evita intoxicarte en época de calor

Por consumir alimentos en mal estado

Alimentos contaminados

Definida como una hinchazón (inflamación) del intestino grueso, la colitis aparece por distintas causas, entre ellas, una intoxicación alimentaria.

La posibilidad de que los alimentos se contaminen por bacterias está presente a lo largo de su producción (desde el cultivo, cosecha, procesamiento y almacenamiento, hasta su traslado o al momento de preparación). Sin embargo, estos microorganismos crecen más rápido en los meses de primavera y verano gracias al ambiente que propician las temperaturas cálidas; además, en la temporada también hay mayor tendencia a comer fuera de casa, donde las condiciones de higiene no siempre son idóneas ni tan estrictas como en una cocina doméstica.

La mayoría de casos de intoxicación alimentaria están causados por bacterias como Salmonella, Escherichia coli, Campylobacter, Clostridium botulinum y Listeria, las cuales determinan los síntomas de la intoxicación alimentaria, así como el tratamiento médico para combatirlas.

Síntomas de intoxicación alimentaria

Dolor de cabeza por colitis

Consumir alimentos en mal estado provoca molestias pocas horas después de ingerirlos o hasta varios días o semanas posteriores. A menudo, el problema es leve y desaparece sin tratamiento, aunque también suele haber personas que requieren atención médica.

Los síntomas de intoxicación alimentaria pueden incluir:

  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Fiebre.
  • Dolor y calambres abdominales.
  • Diarrea líquida o con sangre.
  • Escalofríos.
  • Ganas constantes de tener deposiciones.

Aunque las molestias suelen ser temporales, es importante saber que si se prolongan por más de 3 días, debes buscar atención médica, sobre todo si hay:

  • Episodios frecuentes de vómito e incapacidad para retener líquidos.
  • Heces con sangre.
  • Diarrea permanente.
  • Dolor extremo o calambres abdominales intensos.
  • Temperatura mayor a 38°C.

También te puede interesar: Deshidratación, evítala en forma sencilla y práctica

  • Deshidratación: sed excesiva, sequedad de boca, poca cantidad o ausencia de orina, debilidad grave, mareos o aturdimiento.
  • Síntomas neurológicos: visión borrosa, debilidad muscular y hormigueo en los brazos.

Tratamiento para colitis por intoxicación alimentaria

Una vez que el médico identifica el agente que ha causado la inflamación del colon, establece el tratamiento idóneo, esto es, el medicamento (antibiótico) para combatir la bacteria, que debe administrarse siguiendo al pie de la letra las recomendaciones del profesional de la salud.

Beber agua en abundancia

Al mismo tiempo, hay medidas que ayudan a aliviar la inflamación del intestino grueso con mayor rapidez, como:

  • Lavarse las manos con agua y jabón después de usar el baño y antes de comer.
  • Beber agua en abundancia, así como soluciones electrolíticas para superar los síntomas de deshidratación. También conviene beber refrescos o caldos ligeros para reponer los líquidos perdidos.
  • Chupar trozos de hielo o tomar pequeños sorbos de agua.
  • Volver a comer poco a poco. Se recomienda comenzar gradualmente una dieta para colitis, esto es, consumir alimentos blandos con bajo contenido de grasa y fáciles de digerir (galletas, tostadas, gelatinas, plátanos, arroz, etc.); si las náuseas reaparecen, es mejor dejar de comer por un rato. Asimismo, es útil evitar productos lácteos, cafeína, alcohol, nicotina y alimentos muy condimentados.
  • Mantener los alimentos crudos separados de los que están listos para comer (esto evita la contaminación cruzada).
  • Cocinar los alimentos a temperatura segura.
  • Refrigerar y/o congelar los alimentos perecederos de inmediato (dentro de las 2 horas desde que se compraron o prepararon).
  • Descongelar los alimentos de forma correcta, es decir, siempre en el refrigerador.

Las molestias por consumir alimentos en mal estado suelen ser pasajeras si la intoxicación alimentaria no es grave.

No obstante, en algunos casos el proceso inflamatorio va más allá de la estructura del intestino y compromete la salud, especialmente si se trata de niños pequeños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con sistema de defensas (inmunológico) debilitado.

En estos casos, la visita al médico debe ser inmediata, así como seguir al pie de la letra el tratamiento establecido por el profesional de la salud. Igualmente, es indispensable no automedicarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Lun, 20/04/2020 - 13:26