¿En contacto con niños? Medidas de higiene contra enfermedades gastrointestinales
¿En contacto con niños? Medidas de higiene contra enfermedades gastrointestinales
Artículo

¿En contacto con niños? Medidas de higiene contra enfermedades gastrointestinales

El mejor escudo contra las infecciones gastrointestinales comienza con la limpieza, sobre todo dentro de guarderías y colegios, donde los gérmenes conviven a diario con los niños y, de paso, con adultos. ¿Conoces medidas de higiene para evitar enfermedades y su contagio? ¡Aquí te presentamos varias!

Defensa contra microbios

Quienes trabajan con niños en guarderías y escuelas, o simplemente conviven con varios pequeños en casa saben que el contagio de afecciones en estos lugares es frecuente, por tanto, deben aumentar las precauciones para cuidar la salud de chicos y grandes por igual.

Para ello, la higiene es elemental y más poderosa de lo que imaginas, ya que puede formar efectiva barrera contra microorganismos capaces de atacar las defensas naturales del cuerpo y, en consecuencia, causar enfermedades. Aquí tienes las principales medidas de higiene contra enfermedades gastrointestinales:

  • Lavado de manos. Lavarlas perfectamente con agua (de preferencia, templada) y jabón evita la propagación de gran variedad de microorganismos causantes de infecciones, como las de tipo diarreico (tal es el caso de Escherichia coli y Shigella). Es importante frotar enérgicamente las palmas (una contra otra), al menos por 15 ó 20 segundos, sin olvidar el área entre los dedos, debajo de las uñas (donde los gérmenes prefieren esconderse) y las muñecas.
  • Secar las manos correctamente. Lo más saludable es sustituir el uso de toallas de tela que pueden convertirse en "hogar" de infinidad de microorganismos peligrosos, por el de toallas de papel desechables o, incluso, agitar las manos en el aire hasta que queden completamente secas.
  • Toallitas limpiadoras y gel desinfectante, buena alternativa. Cuando no tenemos acceso al agua y jabón, el uso de toallitas limpiadoras o gel desinfectante (sin enjuague) también surte efecto. De hecho, esta medida permite que dentro del salón de clases o cualquier otra área escolar todos mantengan sus manos limpias antes de iniciar actividades.
  • Baños y lavamanos limpios. Un baño libre de gérmenes no sólo evita enfermedades, también es agradable para la vista y olfato; además, ayuda a los niños a adquirir el hábito de mantenerlo así, y a los adultos nos recuerda que la limpieza es sinónimo de salud.
  • Limpiar y desinfectar las superficies con regularidad. Conviene asear regularmente todas las superficies de los salones y áreas de comida, además de utilizar líquido desinfectante para destruir gérmenes localizados en pisos u objetos.
  • Botiquín en orden. Un botiquín de primeros auxilios completo puede reducir el riesgo de infecciones gastrointestinales si incluye soluciones para desinfectar las manos (por ejemplo, después de cambiar pañales o ayudar a un niño a ir al baño), y medicamentos auxiliares para el tratamiento de la diarrea de libre venta.
  • Manipular alimentos de manera segura. Al igual que en casa, el manejo seguro de alimentos en guarderías y escuelas exige que las personas se laven las manos antes de manipular los alimentos, limpien y desinfecten perfectamente frutas y verduras, almacenen y cocinen de manera adecuada la comida y refrigeren los alimentos rápidamente, pues las temperaturas bajas hacen más lento el crecimiento de bacterias dañinas.
  • Inculcar hábitos desde los primeros años. A diferencia de los adultos, que dominan el hábito del lavado de manos, los más pequeños necesitan aprender a hacerlo de manera adecuada con agua y jabón; además se les debe facilitar el acceso a la llave del agua y a las toallas de papel con ayuda de un banquito o taburete. Un niño habituado a mantener su higiene personal generalmente no transmite microbios a sus compañeritos ni a sus mayores.

Donde quiera que se practiquen, las medidas de higiene constituyen poderosa arma para evitar el contagio enfermedades. Si con el ejemplo conseguimos que los pequeños las adopten, seguramente tendremos niños felices conviviendo con adultos saludables en ambientes libres de gérmenes.

Fuentes:

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico