Subcategoria
Video

Misoprostol, mitos y realidades de su uso

Se ha hablado mucho del misoprostol. Cómo usar este medicamento y en qué casos debe ser una decisión médica. Descubre cómo actúa en tu organismo y qué precauciones hay que tener.

Lejos de lo que muchas personas creen, el misoprostol es principalmente un aliado de la salud gástrica.

De acuerdo con un estudio publicado por el Colegio Americano de Fisiólogos, este antiácido ha demostrado reducir el malestar hasta en 40% de los pacientes con complicaciones gastrointestinales por uso de antinflamatorios como el ibuprofeno.

También te puede interesar: Cuáles son los efectos secundarios de los antiácidos

Además, reduce el riesgo de complicaciones como úlceras gástricas y gastritis crónica.

Sin embargo, el misoprostol ha cobrado fama por ser conocida como pastillas para un embarazo no deseado, una situación que ocurre hasta en el 41% de los embarazos en el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Misoprostol, ¿para abortar?

Sí, es verdad. Lo que ocurre es que se trata de una forma sintética de la hormona prostaglandina E1 que, además de mejorar el recubrimiento de la mucosa gástrica, protegiendo al estómago de la acidez, también tiene efectos sobre el sistema reproductor femenino, tales como:

  • Iniciar contracciones uterinas.
  • Madurar y dilatar el cérvix.
  • Aumentar la cantidad de sangre que se dirige al útero.

Estas cualidades han hecho que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considere uno de los fármacos recomendados en la guía sanitaria para el aborto sin riesgos.

El método recomendado para el aborto médico es la mifepristona seguida de misoprostol, en embarazos hasta las 12 semanas (3 meses) de gestación.

De acuerdo con la OMS, es la forma más segura y efectiva de aborto médico o aborto a través de medicamentos que no genera efectos secundarios siempre y cuando la dosis sea controlada por un médico.

También te puede interesar: Cuándo es legal el aborto

También es usual que los médicos lo utilicen para tratar abortos incompletos, es decir, cuando ocurre muerte fetal o aborto espontáneo pero que el organismo no ha desechado por completo la placenta.

misoprostol como usar

¿Cómo usar misoprostol?

Ir con tu médico es la primera opción. A pesar de que puedes encontrar en internet testimonios de experiencias de aborto con misoprostol con instrucciones de uso, antes de este procedimiento se requiere una evaluación médica para determinar:

  • Dosis de misoprostol según edad gestacional.
  • Medicamentos o tratamientos que puedan verse afectados.
  • Enfermedades o padecimientos previos de la paciente.

Esto para reducir al mínimo el riesgo de complicaciones que el misoprostol puede tener.

Ahora bien, si usas misoprostol para ulceras estomacales o gastritis, es importante:

  • Evitarlo durante el embarazo y lactancia.
  • Informar a tu médico sobre tus síntomas y malestares.
  • Reportar cualquier caso de alergia (especialmente a medicamentos) que hayas tenido.

Efectos secundarios del misoprostol

Aunque son poco comunes, el misoprostol puede causar algunos efectos secundarios tales como:

  • Diarrea.
  • Náusea.
  • Dolor abdominal.
  • Incremento del sangrado menstrual.

Si estos o cualquier otro síntoma se vuelve severo o dura más de una semana, acude a tu médico.

Presentaciones

El misoprostol se encuentra en 4 diferentes vías de administración:

  1. Oral: son comprimidos con distintos gramajes.
  2. Bucal: comprimidos que se disuelven parcialmente en encías y mejilla por 30 minutos y después de pasan con agua.
  3. Sublingual: para liberación lenta, estos comprimidos se disuelven debajo de la lengua.
  4. Vaginal: similares a los óvulos, se colocan dentro de la vagina y la paciente se debe recostar por 30 minutos.

Ahora que sabes cómo usar el misoprostol, recuerda que es un medicamento que siempre, sin importar para qué se utilice, debe ser prescrito por un médico.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 12/02/2020 - 13:07