Mucosidad en las heces y mal olor… A esto se debe
Mucosidad en las heces y mal olor… A esto se debe
Artículo

Mucosidad en las heces y mal olor… A esto se debe

Presentar ocasionalmente pequeñas cantidades de moco en las heces y mal olor puede ser normal. Pero si se presenta en forma constante, puede ser indicio de algún problema intestinal que debes identificar.

Función del moco en las heces

El moco lubrica el intestino y ayuda al movimiento de la materia fecal a través de él. Además, actúa como barrera física contra microorganismos que ingresan a través de los alimentos o contra la acidez de los jugos estomacales.

También te puede interesar: ¡Lo que tus heces dicen de tu salud!

Por lo general, suele ser absorbido por las mismas heces, por lo que no se percibe a simple vista. Pero cuando son perceptibles, las heces con espuma o moco pueden ser indicación de:

Síndrome de intestino irritable (SII)

Conocido como "colon irritable", ocasiona que el interior de la pared intestinal reaccione de manera exagerada a estímulos, por ejemplo, aumentando la cantidad de moco.

Es común que personas con SII tengan síntomas como exceso de gases, distensión abdominal y periodos de diarrea alternados con estreñimiento, principalmente ante situaciones de estrés.

También te puede interesar: Intestino irritable, motivo de incapacidad laboral.

Intolerancia a alimentos

Alergias alimentarias como a la lactosa o al gluten causan inflamación de las paredes del intestino. Para "defenderse", el intestino aumenta la producción de moco y no es raro que manifiestes moco en las heces y mal olor.

La intolerancia alimentaria también tiene otros síntomas como: distensión abdominal, diarrea, gases o estreñimiento.

Enfermedad de Crohn

Enfermedad intestinal crónica que causa inflamación, irritación y sangrado de las paredes del intestino, generando síntomas como dolor abdominal y mucosidad en heces, así como fiebre y diarrea sanguinolenta.

También te puede interesar: Enfermedad de Crohn, problema gástrico para toda la vida.

Oclusión intestinal

Sucede cuando una hernia, torsión intestinal, estreñimiento o incluso un tumor en el intestino obstruye el paso de la materia fecal. Entonces el intestino produce más cantidad de moco para intentar empujar las heces. Puede acompañarse de intenso dolor abdominal, inflamación y disminución de la cantidad de heces.

Toma en cuenta que si el bolo intestinal permanece ahí por más tiempo que lo normal debido a esta obstrucción o a estreñimiento, también pueden defecarse heces con mal olor.

Colitis ulcerativa

Forma de enfermedad intestinal inflamatoria en la que el revestimiento del intestino grueso y el recto resultan inflamados. Causa diarrea y, a medida que las células de la superficie del revestimiento del colon mueren y se desprenden, se forman úlceras que producen moco en las heces y mal olor, pus y hemorragia.

Infecciones como gastroenteritis

Incluye diversos tipos de infecciones e irritaciones en el tracto digestivo que puede ser infecciosa (cuando un microorganismo afecta estómago o intestinos; es la más común) o no infecciosa (provocada por ciertos tipos de alergias alimentarias).

Fisuras anales

Pequeña herida o desgarro en la mucosa de la región anal a consecuencia de heces duras o resecas.

Heces con mal olor

Cambios en la alimentación, alergias a alimentos o la ingesta de ciertos medicamentos pueden tener como consecuencia que tus heces tengan un olor más desagradable que el normal.

¿Me debo preocupar si tengo moco y mal olor en las heces?

La enfermedad de Crohn o la colitis ulcerativa pueden convertirse en afecciones graves si no se lleva tratamiento específico adecuado.

Por tanto, si observas una cantidad mayor de moco en las heces y mal olor, comienza a suceder regularmente o se acompañan de sangre, consulta con un gastroenterólogo.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico