90% de casos de suicidio se vinculan con enfermedades mentales
90% de casos de suicidio se vinculan con enfermedades mentales
Artículo

90% de casos de suicidio se vinculan a enfermedades mentales

"El estigma: una barrera importante para la prevención del suicidio" es el tema central este 10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, ya que la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) exhortan a brindar atención adecuada a las personas con enfermedades mentales o comportamiento suicida, pues en más de 90% de los casos quienes logran quitarse la vida sufren este tipo de trastornos. 

El estigma surge por razones diversas: falta de conocimiento sobre el tema o, incluso, actitudes negativas hacia los pacientes por parte de los profesionales de la salud, lo que puede ocasionar atención deficiente en situaciones de crisis. 

Mejorar la educación en el tema, distribuir información, reducir el estigma y aumentar la conciencia de que el suicidio es prevenible requiere esfuerzo a largo plazo para modificar valores culturales, así como esfuerzo paralelo para modificar y mejorar el abordaje que hacen particularmente los profesionales de la salud de atención primaria. 

Números del suicidio en el mundo: 

  • Cada día se suicidan 3,000 personas.
  • 250,000 suicidios anuales son de adolescentes y jóvenes menores de 25 años.
  • 20 personas intentan suicidarse por cada 1 que lo consigue. 

Números del suicidio en América: 

  • Más de 60 mil personas se suicidan cada año.
  • El suicidio ocupa el lugar número 20 entre las causas de mortalidad.
  • Entre los 10 y 24 años de edad ocupa el tercer lugar.
  • La mortalidad por suicidio es cuatro veces mayor en hombres que en mujeres.
  • Las mayores tasas de suicidio están en las personas entre los 45 y 59 años (12 muertes por 100,000 habitantes) y en los mayores de 60 años (10.6 muertes por 100,000 habitantes).  

Para prevenir los suicidios la OMS aconseja: 

  • Reducir el acceso a los medios para suicidarse (pesticidas, medicamentos, armas de fuego).
  • Tratar a quienes padecen trastornos mentales, sobre todo en casos de depresión, alcoholismo o esquizofrenia.
  • Realizar seguimiento a pacientes que han intentado quitarse la vida.
  • Fomentar un tratamiento responsable del tema en los medios de comunicación.
  • Capacitar a los profesionales de la atención primaria de salud.  

Más de 90% de los casos de suicidio están vinculados con trastornos psiquiátricos, aunque también influyen factores sociales, económicos y culturales. Sin embargo, muchas de estas personas no entran en contacto con los servicios de salud o sociales. Asimismo, en muchos casos los servicios son insuficientes para ayudarlos en momentos de crisis. 

"El suicidio constituye un serio problema de salud pública en las Américas. Debemos cambiar las actitudes de la sociedad hacia las enfermedades mentales y el comportamiento suicida para que las personas en riesgo o sus familias no sientan temor, vergüenza o discriminación a la hora de pedir o buscar ayuda", señaló la directora de la OPS/OMS, Carissa F. Etienne, quien agregó que este cambio "podría salvar miles de vidas".

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico