Características de la resiliencia
Características de la resiliencia
Artículo

Resiliencia para superar recuerdos de sismos y otros problemas

Aunque son habituales en la Ciudad de México, los sismos que ocurrieron el 19 de septiembre de 1985 y 2017 quedaron en la mente de muchos habitantes y su recuerdo sigue angustiando. Conoce las características de la resiliencia y cómo puede ayudarte a superar momentos difíciles, como los vividos durante aquellos terremotos.

¿Qué es la resiliencia?

Signos de las personas con resiliencia

Esa habilidad con la que muchas personas logran "rebotar" de una experiencia difícil, es decir, adaptarse a la adversidad, superar traumas o tragedias y seguir adelante fortalecidas, los especialistas la definen como resiliencia.

Esta palabra (proveniente del latín resiliens) define la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o una situación adversa, lo cual no significa que las personas resilientes jamás vivan dificultades, tristezas o dolor emocional.

Por el contrario, toman esas experiencias como un aprendizaje y consiguen alcanzar objetivos a pesar de los desajustes que hayan vivido.

Clave para superar estrés postraumático

Una de las consecuencias emocionales de los sismos (y de cualquier fenómeno natural de impacto) es el trastorno por estrés postraumático (TEP).

Según datos del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, entre 7 u 8 personas de cada 100, aproximadamente, presentarán este trastorno en algún momento de su vida, siendo las mujeres más propensas que los hombres a manifestarlo.

Mujeres con resiliencia

En la mayoría de casos, la clave para superar el TEP depende de la resiliencia individual; quienes la han desarrollado generalmente es porque:

  • Buscan apoyo de otras personas, como amigos y familiares.
  • Cuentan con un grupo de apoyo después de la experiencia traumática.
  • Aprenden a sentirse bien por las decisiones que toman al enfrentar el peligro.
  • Tienen una estrategia para afrontar o superar el hecho traumático y aprender de éste.
  • A pesar de sentir miedo, son capaces de actuar y responder de forma eficaz.

Relaciones de cariño y apoyo aumentan la resiliencia

Expertos de la Asociación Americana de Psicólogos explican que todos podemos aprender esta capacidad mediante un proceso que requiere tiempo y esfuerzo.

Amigos ayudan a desarrollar resiliencia

Para ello, lo más importante es tener relaciones de cariño y apoyo dentro y fuera de la familia, es decir, contar con relaciones que nos brindan amor y confianza, que proveen modelos a seguir y ofrecen estímulos, además de seguridad.

De manera que si te parece difícil dejar de pensar en experiencias traumáticas, como las vividas durante los sismos de 1985 o 2017, o el recuerdo de momentos complicados te impide seguir adelante, las siguientes formas de construir resiliencia te pueden ayudar:

  • Establece buenas relaciones con familiares cercanos, amistades y otras personas importantes en tu vida. Aceptar ayuda y apoyo de tus seres queridos (y ofrecer lo mismo a los demás) fortalece la resiliencia.
  • Evita ver las crisis como obstáculos insuperables. No podemos evitar que ocurran eventos que producen tensión, pero sí podemos cambiar la forma de interpretarlos y reaccionar ante ellos. Procura mirar más allá del presente y piensa que las cosas mejorarán.
  • Acepta que el cambio es parte de la vida.
  • Muévete hacia tus metas. Desarrolla metas realistas en vez de enfocarte en tareas que parecen imposibles de alcanzar.
  • Lleva a cabo acciones decisivas. En situaciones complicadas, actúa de la mejor manera y realiza acciones para enfrentarlas, el vez de desear simplemente que desaparezcan.
  • Busca oportunidades para "autodescubrirte". Siempre es posible aprender algo de uno mismo y descubrir que crecemos a nivel personal como resultado de la lucha contra la adversidad.
  • Cultiva una visión positiva de ti mism@. Para construir la resiliencia, es importante confiar en tu capacidad para resolver problemas y en tus instintos.
  • ¡Cuídate! Así conseguirás mantener mente y cuerpo listos para enfrentar situaciones que requieren resiliencia.
  • Mantén las cosas en perspectiva. Intenta considerar la situación que te provoca tensión en un contexto más amplio, es decir, evita agrandar el evento fuera de su proporción.
  • Nunca pierdas la esperanza. Adoptar una visión optimista te ayudará a esperar que ocurran cosas buenas en tu vida.

Nunca pierdas la esperanza

Desarrollar estrategias para manejar tus emociones, aprender del pasado y mantener una actitud de tolerancia y flexibilidad son habilidades que todos necesitamos para dejar de sufrir cada vez que vivimos un nuevo sismo.

Ahora que conoces las características de la resiliencia, depende de ti aprender a desarrollar esta capacidad que tantos beneficios puede traer a tu vida.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 18/09/2019 - 10:58