Etapas en la vida de los hijos complicadas para los papás
Etapas en la vida de los hijos complicadas para los papás
Artículo

Etapas en la vida de los hijos complicadas para los papás

Para quienes son padres, siempre es útil recibir consejos sobre qué hacer ante conductas difíciles de sus retoños. Te decimos cómo actuar ante las rabietas de los hijos sin perder la cabeza.

Cómo actuar ante las rabietas de los hijos

Educar a los hijos es de las tareas más difíciles para todo ser humano, pues no está exenta de momentos de frustración y discusiones, aunque también brinda días de risas, satisfacciones y profundo amor.

También te puede interesar Niños y adolescentes mexicanos piden más afecto y atención

Los enfrentamientos pueden surgir en cualquier instante, aunque parece que existen dos etapas claramente definidas en las que los padres pasan "días negros" ante la rebeldía de sus herederos. ¿Cuáles son?

¡Los terribles 2 años!

Los expertos aseguran que al llegar al segundo cumpleaños, los pequeños son como "adolescentes atrapados en un cuerpo infantil" pues enfrentan reto nada sencillo para su corta edad.

¡Los terribles 2 años!
Son encantadores, pero a los 2 años también pueden convertirse en "pequeños adolescentes".

Dejar de ser bebés para convertirse en niños no es fácil, sobre todo, porque descubren repentinamente que las manos los obedecen, hablan con adultos y éstos entienden sus peticiones.

Es una etapa en la que tu hijo se descontrola, hace berrinches, busca los límites, intenta encontrar su "independencia" y quiere ¡todo!, desde luego, sin recibir regaños a cambio. Naturalmente, los padres experimentan frustración e incluso, llegan a discutir entre ellos, culpándose uno a otro por "consentir" demasiado al pequeño.

¿Qué hacer? En esa relación, sólo hay un adulto y eres tú, así que respira, "cuenta hasta 10" e intenta entrar en su mundo. No te enojes ni esperes que comprenda cuando actúa mal. Mejor, aprovecha que a esa edad, tienen energía para ¡24, 48 o 72 horas! Juega con tu pequeño, comparte actividades que lo fatiguen para que al llegar la noche, duerma plenamente y ambos descansen.

Desde luego, también es importante establecer límites (aunque el niño no entienda las razones) y exigir que se respeten. Los especialistas aseguran que un niño feliz es aquel que se siente protegido, lo que ocurre en hogares donde existen límites, reglas y consecuencias para quien las rompe.

Adolescencia, ¿por qué es tan difícil?

Aunque no todos actúan igual, la mayoría de adolescentes suelen mostrarse rebeldes, difíciles e indomables, enfrentándose a diario a sus padres o a cualquier persona que represente "autoridad".

Para cruzar esa etapa sin salir lastimados, los adultos deben comprender que la lucha por conseguir su independencia será menos complicada para los jóvenes si los padres ayudan. ¿Cómo? Esto debes hacer:

  • Leer: textos en Internet, libros o folletos publicados por instituciones especializadas en salud mental de los jóvenes te serán de gran ayuda para entender mejor los cambios de tu hijo.
  • Recordar: también fuiste adolescente, así que recuerda esos días difíciles en que te sentías fuera del grupo o despertabas con más acné en la cara que ganas de ir al colegio. Esos altibajos emocionales que pasaste ahora inundan a tu hijo, ¡compréndelo!
  • Hablar: no se trata de preguntarle a diario "¿estás enojado?", "¿quieres decirme algo…?" porque sólo conseguirás que se encierre más en sí mismo. Solo ofrece tu ayuda y diálogo ocasionalmente, sin presiones, y responde a cualquier duda con información veraz, objetiva.
  • Elegir batallas: si te opones a cualquier decisión de tu adolescente, sólo conseguirás pasar semanas de mal humor. Dale libertad (y respeto) para tomar sus propias decisiones (sólo vigila que no ponga en riesgo su salud), sobre todo porque están relacionadas con asuntos temporales que al convertirse en adulto, habrán quedado en el olvido.

Ahora que sabes cómo actuar ante rabietas de los hijos, ¡elige mejor tus batallas y combate sólo aquellas que realmente sean de vital importancia!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico