Cómo dejar de procrastinar
Cómo dejar de procrastinar
Artículo

Cómo dejar de procrastinar, para accionar y triunfar en tu vida

Dejar las cosas para después o hacer todo al último es una forma de "ponernos el pie" en muchos aspectos. Tu trabajo, vida e, incluso, tu salud te agradecerán que aprendas cómo dejar de poner excusas y vivir sin procrastinar.

También te puede interesar: ¡Alcanza tus metas con voluntad y motivación!

Dicen que necesitas paz para concentrarte, pero para terminar, de una vez por todas, ese proyecto o llegar a la meta que te habías trazado puede que necesites todo lo contrario.

Un estudio de la Universidad de Harvard explica que nuestro cerebro detecta las tareas urgentes como estresantes, mientras que deja de un lado aquellas para las que tienes más tiempo.

El estrés es la reacción natural del organismo ante un peligro, por tanto la adrenalina y noradrenalina son hormonas que, en niveles bajos, ayudan a:

  • Agudizar los sentidos.
  • Mejorar la concentración.
  • Dar energía.

Por ello muchas veces dejamos todo para el último momento, pero esto tiene un riesgo.

Procrastinar puede ser señal de que algo te estresa.

¿Trabajamos mejor bajo presión?

Como vimos, un ligero toque de estrés nos obliga a terminar nuestros pendientes, pero no es la forma correcta para dejar de procrastinar, ya que retrasar los deberes es un hábito muy difícil de vencer.

En especial porque el cerebro evita esa ansiedad que te provocan los deberes, centrando tu concentración en otras actividades más estimulantes (por ejemplo, ver la televisión en lugar de leer o hacer la tarea).

Ahora sí, conoce estos tips para dejar atrás tus días de procrastinar y terminar por fin eso que tanta flojera te da.

Prepara todo antes de empezar, el mejor consejo contra el hábito de procrastinar.

Ponte horarios

"Roma no se hizo en un día", dice el refrán. No esperes terminar todo en "una sentada". Administra tu tiempo y antes de empezar define cuántas horas al día le vas a dedicar a ese proyecto.

Junta el deber con el placer

Hacer "divertido" lo aburrido es una buena táctica para dejar de procrastinar. Para ello, complementa el trabajo con algo que disfrutes. Por ejemplo, si puedes trabajar y escuchar música, adelante.

También hay quienes prefieren trabajar en ciertos lugares que en otros. La idea es hacer lo más cómodo posible el tiempo que pases trabajando.

Empieza cuanto antes

Si tienes un mes para terminar una tarea que puedes hacer en 5 días, no te esperes para hacerlo hasta la última semana. Empieza en cuanto puedas y así tendrás más tiempo para resolver problemas que puedan salir.

¡Trabaja en equipo! los demás pueden ser aliados para dejar de procrastinar.

No lo hagas todo de una vez

Un estudio publicado en la revista The Lancet explica que, en promedio, nuestro cerebro puede concentrarse al 100% por 30 minutos, después empieza a bajar el nivel de atención.

Por eso, intercala el trabajo con pausas breves (de no más de 5 minutos) donde puedas:

  • Caminar.
  • Comer un bocadillo pequeño.
  • Escuchar música.

Trabaja en equipo

Tener compañeros aminora el estrés y aumenta el nivel de compromiso que tenemos con el proyecto. Claro, esto si ellos también están comprometidos, así que elígelos con cuidado.

Ahora que sabes cómo dejar de procrastinar y mejorar tu productividad, ¡aplica estos consejos! Y descubre que cumplir con tus deberes es más fácil de lo que crees.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mar, 28/05/2019 - 16:00