como tener un divorcio amigable
como tener un divorcio amigable
Artículo

Cómo tener un divorcio amigable según Hollywood

La intensidad de Historia de un matrimonio le ha valido premios y nominaciones a una cinta que nos recuerda lo necesario de preguntarnos cómo tener un divorcio amigable cuando nos enfrentamos a una separación.

“Sabe cuándo presionarme y cuándo dejarme en paz”. Con estas palabras, “Nicole” (Scarlett Johansson) termina una carta llena de reclamos y elogios con los que describe a “Charlie” (Adam Driver), padre de su hijo y de quien está a punto de divorciarse.

Sin arruinarte el final (por si no la has visto), la película narra las complicaciones emocionales, sociales y hasta legales que aparecen cuando el divorcio es inevitable.

Y es que cuando hablamos del fin de un matrimonio, o simplemente el rompimiento de una pareja, incluso dos buenas personas que algún día se amaron pueden actuar de manera irreconocible cuando hay abogados e intereses de por medio.

cosas positivas y negativas del divorcio

¿Cuándo pensar en el divorcio?

El amor no entiende de años o estadísticas. Si te preguntas cuándo es bueno divorciarse es porque, quizá, algo ya no está funcionando en tu relación. Si es así, te recomendamos hacerte las siguientes preguntas para salir de la duda:

  1. ¿Han hablado sobre sus problemas?
  2. ¿Ha sido de forma pacífica o no?
  3. ¿Han logrado solucionar algo hablando?
  4. ¿Opinan de forma similar sobre temas importantes de la familia (como tener o no hijos, mudarse, cambiar de trabajo, etc.)?
  5. ¿Han buscado ayuda psicológica o terapia de pareja?
  6. ¿Es la primera vez que piensas en el divorcio?
  7. ¿Sientes que por más que peleen siempre se mantiene el respeto entre ustedes?

Si contestaste que no a la mayoría de las preguntas, puede que sólo estén pasando por un mal momento y sea posible reavivar la armonía de la relación.

Sin embargo, si contestaste a la mayoría que sí (o con que hayas contestado que sí a la última), parece que ya hay motivos para divorciarse.

¿Cómo tener un divorcio amigable?

Si ya te decidiste, hay una serie de pasos que te pueden ayudar a hacer de esta separación un proceso tranquilo:

1. Dile a tu pareja: la comunicación es indispensable en la vida de pareja, incluso cuando está por terminar. Salvo en casos de violencia intrafamiliar, se recomienda que sea el cónyuge quien le informe a su pareja su deseo de separarse.

Hay quien también recomienda escribir una carta para pedir el divorcio a mi esposo, esto puede ayudarte a aterrizar tus ideas y decirlo de la mejor manera, aunque jamás se la entregues, es bueno escribirla.

2. Asesórate: psicólogo y abogado son indispensables durante la separación. El primero te ayudará a superar el trago amargo, en especial en casos de divorcio con niños.

El segundo verá por tus intereses. Regresando a Historia de un matrimonio, el error de los protagonistas fue dejar que los abogados olvidaran los deseos de ambos. Si no te sientes cómoda con tu abogado, busca una segunda opinión.

3. Platiquen los términos: un divorcio amistoso implica llegar a acuerdos. Está bien la negociación, pero pide sólo lo que sea justo. Los principales conflictos empiezan cuando alguna de las partes quiere abusar.

4Recupérate: la separación es un momento difícil. Destina un tiempo durante y al término del proceso para ti, para descansar de todo lo que has vivido y poder seguir adelante.

Ten en cuenta que existen cosas positivas y negativas del divorcio, intenta concentrarte en tu nueva vida y proyectos. No vivas en el dolor del pasado.

divorcio con hijos

¿Qué te detiene para divorciarte?

Si eres de las personas que dice me quiero divorciar pero tengo miedo, debes pensar a qué se debe ese miedo. Lo más común es que sea alguno de estos cuatro casos:

Miedo a la reacción de la otra persona

Suele ocurrir cuando tu pareja ha demostrado una actitud hostil (o hasta violenta). En caso de que estés en un matrimonio lleno de celos, alcoholismo, drogadicción o maltrato de cualquier tipo, es mejor pedir ayuda a las autoridades de inmediato.

Ahora bien, si el miedo es por el chantaje que la otra persona pueda ejercer sobre ti (como amenazar con hacerse daño si lo dejas), lo mejor es buscar ayuda psicológica para que ambos superen la situación.

Miedo a la reacción de tus seres queridos

Ya sea que no quieras hablar del divorcio frente a ese familiar que siempre dijo que hacían la pareja perfecta o, aún más fuerte, frente a tus hijos.

Es cierto que una separación altera la rutina y vida diaria de todos los integrantes de la familia, pero tampoco es el fin de la felicidad. Nuevamente, la clave es el apoyo psicológico, en especial si notas cambios en la personalidad de tus hijos.

Miedo a la inestabilidad financiera

Un divorcio no puede empezar por impulso, debe ser algo pensado y, sobre todo, planeado. Si bien es bueno asesorarte con un abogado sobre qué derechos tengo si me divorcio y no trabajo, lo ideal es que tengas un plan para independizarte por completo desde antes de iniciar el proceso.

Miedo a la soledad

Regresar a la soltería es de lo que menos consideramos durante una separación, pero puede ser de lo más difícil de superar.

Pasarás tiempo contigo misma; es normal que lleguen pensamientos negativos y el arrepentimiento, pero si ya tomaste la decisión y de verdad piensas que es lo mejor, sé fuerte, de eso jamás te arrepentirás.

Es probable que quieras hablar con alguien, primero recurre a tus seres queridos, pero si esta tristeza te sobrepasa, busca apoyo de un psicólogo profesional.

Ahora que sabes cómo tener un divorcio amigable, recuerda que el rencor afecta más a quien lo siente. Deja ir si es el momento y busca apoyo emocional si sientes que las cosas se salen de control.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Jue, 30/01/2020 - 14:13