Comportamiento sexual compulsivo, ¿pasión o adicción al sexo?
Comportamiento sexual compulsivo, ¿pasión o adicción al sexo?
Artículo

Comportamiento sexual compulsivo, ¿pasión o adicción al sexo?

El deseo es lo más normal y sano del mundo, pero cuando un comportamiento sexual se vuelve compulsivo, esconde tras de sí angustia e inseguridad que ponen en riesgo tu salud sexual y emocional. ¡Entérate!

La sexualidad es parte de todos los seres humanos. Además de darle "sabor" a la vida, sirve para regular algunas funciones fisiológicas de nuestro organismo.

También te puede interesar: ¿Qué es la hipersexualidad?

Sin embargo, cuando el deseo sexual domina cada aspecto de nuestra rutina diaria, podemos decir que se trata de un trastorno sexual.

Mucho se ha hablado de la ninfomanía, la adicción sexual femenina, pero la satiriasis, su contraparte masculina, es un problema poco conocido y más común de lo que pareciera.

Comportamiento sexual compulsivo
Adicción al sexo, un problema tan común en hombres como en mujeres.

Síntomas de hipersexualidad

Más no siempre es mejor, esto de acuerdo con un artículo de la revista Journal of Behavioral Addictions que afirma que un comportamiento sexual compulsivo es una "válvula de escape" psicológica.

Las personas con este problema suelen presentar señales como:

  • Masturbación compulsiva.
  • Consumo desmedido de pornografía.
  • Falta de concentración.
  • Problemas para relacionarse con otras personas o mantener relaciones personales.
  • Deseo sexual en momentos o lugares no adecuados.
  • Hiperactividad.
  • Altos niveles de estrés y/o ansiedad.

Aunque pueden presentarse en cualquier momento de la vida, los síntomas de comportamiento sexual compulsivo suelen aparecer durante la adolescencia.

Comportamiento sexual compulsivo
El comportamiento sexual compulsivo te quita tiempo y concentración.

Adicción al sexo, lejos de ser placentero

A diferencia de lo que muchos piensan, causa más angustia que placer.

Quienes se enfrentan a la adicción al sexo suelen tener cambios de ánimo repentinos, ya que antes de tener relaciones experimentan ansiedad.

Mientras que después del encuentro sexual son comunes los episodios de culpa y vergüenza que pueden orillar a la depresión.

Esto sin contar las consecuencias sociales y de salud que representa la actividad sexual desmedida, que de acuerdo con la Universidad del País Vasco incluyen:

  • Embarazos no deseados.
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Problemas económicos y laborales.
  • Mayor riesgo de otras adicciones.
  • Rupturas amorosas.

El comportamiento sexual compulsivo es un problema de salud grave que afecta todos los aspectos de la vida de quien lo padece.

Si te identificas con los síntomas o conoces a alguien que atraviesa por esta situación, busca ayuda médica y psicológica.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 24/04/2019 - 15:24