Temor en la familia por el coronavirus
Temor en la familia por el coronavirus
Artículo

El temor familiar ante el coronavirus ¡se puede controlar!

Además de ser problema epidemiológico de dimensión global, el nuevo coronavirus está causando daños colaterales a las emociones de algunas familias mexicanas. ¿Por qué aparecen cuadros severos de paranoia durante la cuarentena? Una experta responde.

Peligro por el exceso de miedo

“Es natural experimentar temores ante la complejidad de la situación. El problema surge, sin embargo, cuando personas sanas, es decir, libres del virus, se paralizan debido a un exceso de miedo, porque perciben que son más susceptibles a infectarse; en ese momento pueden padecer algunos episodios de terror y 'contagiar' a los demás familiares”, explica la Dra. Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI).

“Partimos de que la epidemia es innegable, como lo es el hecho de que si tomamos las medidas de precaución recomendadas por las autoridades sanitarias, las posibilidades de contagio del virus científicamente llamado SARS-CoV-2 se pueden reducir.

“No obstante, por la etapa de emergencia sanitaria que vivimos ahora en todo el país, determinado grupo de personas podría experimentar fobia a morir por el virus, en la que los temores reales se transformen en terror paralizante”, agregó la experta.

Así, señala la Dra. Sotelo Arias, las personas pueden comenzar a presentar emociones como:

  • Intensa depresión.
  • Pesimismo desmedido.
  • Rabia.
  • Sentimiento de persecución incesante, al grado de creer que en cualquier momento podrían ser contagiados por el coronavirus y, por ende, morir.

Factores de riesgo

Los temores desmedidos ante la epidemia de coronavirus, según especialistas de CEEPI, ocurren con mayor frecuencia en personas que:

  • Constantemente se lastiman desde el punto de vista emocional.
  • Guardan su agresión y la dirigen hacia sí mismas.
  • Emocionalmente dependientes: siempre buscan que alguien les diga cómo resolver sus dificultades.
  • Son ambivalentes: cambian y oscilan en sus afectos, pensamiento y acciones, por ejemplo, modifican decisiones de un momento a otro o cambian su punto de vista hasta puntos extremos.

Paranoia transforma el hogar en “trinchera”

Paranoia por coronavirus

La Dra. Sotelo Arias precisó que la conducta paranoica puede “contagiar” a los niños y generarles trastornos emocionales, como:

  • Ansiedad.
  • Insomnio.
  • Depresión.
  • Sensación persistente de que sus padres, familiares o ellos mismos, pueden perder la vida en cualquier momento sin importar las medidas sanitarias que empleen.

“La obsesión puede propagarse. En lugar de sobrellevar la cuarentena de forma más afectiva, con actividades lúdicas o intentando disfrutarla (en la medida de lo posible), las familias pueden convertir el hogar en una trinchera donde la posibilidad de contagiar la conducta paranoica ocurre en todo momento, lo que desgasta y termina por angustiar también a los niños”, explicó la especialista.

Ante paranoia, ¡cautela!

“A las personas que están experimentando la otra 'epidemia', es decir, la emocional, las invitamos a que conserven la tranquilidad. La humanidad ha pasado por situaciones similares a lo largo de su historia y siempre ha salido adelante.

“Si el síntoma emocional es incontrolable, conviene acudir con un especialista; probablemente la paranoia sea síntoma de alguna enfermedad emocional que la pandemia del coronavirus ha potenciado”, concluyó la Dra. Sotelo Arias.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico