Descubren centro de control del apetito en el cerebro
Descubren centro de control del apetito en el cerebro
Artículo

Descubren centro de control del apetito en el cerebro

En un estudio realizado con ratones, científicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) en Estados Unidos descubrieron un "interruptor central" en grupo de neuronas por medio del cual se puede reducir el deseo de comer. De demostrarse que este centro de control del apetito existe también en humanos, podría dar pauta a nuevas terapias contra la obesidad o diversos trastornos alimenticios como la anorexia.

La investigación publicada en la revista especializada Nature Neurosciences señala que al estimular las neuronas por medio de un rayo láser, los roedores inmediatamente dejaron de consumir alimentos. En este caso, las células nerviosas actuaron como un centro de control que combina y transmite mensajes para inhibir el apetito.

Después de activar las neuronas de los ratones y emplear sustancias químicas para provocar en ellos sensación de saciedad, malestar general, náuseas y sabor amargo en el paladar, los investigadores notaron que las neuronas continuaron activas, lo que sugiere que podrían responder de manera integral ante diversos estímulos.

Las neuronas estudiadas se encuentran en la amígdala cerebral, centro de forma almendrada situado en los lóbulos temporales, cuya función es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales.

En el estudio, este centro de control del apetito reaccionó rápidamente cuando los ratones ingirieron una comida completa, lo que indica que también podrían prevenir la alimentación excesiva. "Estas células conforman el primer centro bien definido del cerebro que logra inhibir el apetito", afirmó David Anderson, director del estudio, y agregó que es probable que existan células similares en el cerebro humano.

El próximo paso del estudio consiste en investigar cómo este grupo de neuronas interactúa con otros centros nerviosos implicados en la promoción del consumo de alimentos e identificar si existe vínculo entre alimentación y emociones.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico