Errores frecuentes en el noviazgo
Errores frecuentes en el noviazgo

Errores frecuentes en el noviazgo

El "mes del amor" también debería ser la oportunidad de conocer los errores que acaban con muchas relaciones, de los cuales poc@ se salvan. Si has decidido no cometer más equivocaciones en el terreno amoroso, te decimos cuáles son los errores frecuentes en el noviazgo. ¡Anótalos y acaba con ellos!

También te puede interesar Cómo reconocer el fin de una relación

¿Has cometido alguno de los errores frecuentes en el noviazgo?

La lista puede ser muy larga, pero podemos comenzar identificando algunas de las equivocaciones más comunes en el noviazgo:

También te puede interesar Lo que no debes decir a tu pareja tras tener sexo

  • Faltarse al respeto. Una necesidad básica de cualquier relación saludable es respetar a la otra persona, pues permite mantener la estabilidad de pareja y expresar el compromiso amoroso. Sin respeto, el fracaso en el vínculo está a la vuelta de la esquina, así que evita esas bromas pesadas que de pronto, se convierten en faltas de respeto.
  • Acceder por obligación. Al principio de las relaciones, muchas personas sólo buscan "agradar" al otro con tal de conquistarlo, pero en realidad hacen las cosas por compromiso, como quien baila para que su pareja no se enoje, cuando en realidad detestan hacerlo. Una vez que el noviazgo tiene cierto tiempo, se sienten en confianza de negarse a bailar otra vez y... ¡los problemas comienzan!
  • Dependencia enfermiza. Tener gran miedo a estar sol@ y no concebir la vida sin tu pareja, solamente refleja gran dependencia emocional, no amor sincero; esto coloca tu relación en una posición muy frágil y con grandes probabilidades de romperse en cualquier momento.
  • Dejar la iniciativa sexual siempre en el otro. Baja autoestima o falta de interés, por ejemplo, pueden hacer que una persona se niegue a tomar la iniciativa en la intimidad y eso puede estropear la relación.
  • Creer que el amor está "garantizado". Con el paso del tiempo, muchas personas olvidan los gestos cariñosos o de seducción que "encendieron" la llama del amor al principio. Recuerda, si el amor no se cultiva, puede "marchitarse".
  • Olvidar que la familia de tu pareja es fundamental. A menudo, los conflictos de una pareja surgen porque la "familla extendida" (entiéndase suegros, hermanos o primos) hace algo que al inicio de la relación te parecía trivial, pero con el tiempo descubres que es importante y puede ser origen de discusiones.
  • Desarrollar una actitud pasivo-agresiva. Esta conducta tiene distintas formas de manifestarse, por ejemplo, dar la razón siempre a tu pareja con tal de no discutir. El problema, sin embargo, es que este comportamiento obstruye cualquier intento de hablar o sincerarse sobre los verdaderos conflictos que están afectando a la pareja.
  • Que tu pareja deje de ser lo más importante. Aunque las prioridades o los objetivos personales cambien, las necesidades de la pareja deben seguir siendo lo más importante para cada uno, de lo contrario, surge el distanciamiento y desconexión.
  • Dar más importancia a la comunicación por celular que en persona. Parece increíble, pero muchas parejas tienen más intercambio de mensajes si usan su teléfono celular que cuando están frente a frente. Si te suena familiar, no te extrañe ver que tu relación comienza a deteriorarse, pues ninguno de los dos ha aprendido a mantener un noviazgo real, con todas sus ventajas y "obligaciones".

Si los gestos cariñosos que al inicio de la relación manifestabas a tu pareja son cada día más esporádicos, puede ser la advertencia de que cometes uno de los errores frecuentes en el noviazgo. ¡Cuidado!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico