Si fallas en el trabajo, ¡apaga el celular!
Si fallas en el trabajo, ¡apaga el celular!
Artículo

Si fallas en el trabajo, ¡apaga el celular!

"¿Es cierto que el celular daña mi trabajo y productividad?" La respuesta a esta pregunta que se escucha con tanta frecuencia puede cambiar tu vida laboral. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar Nomofobia: miedo a no tener el celular contigo

Uso del celular en el trabajo, ¿bueno o malo?

La llegada del teléfono móvil ha revolucionado nuestros hábitos y, aunque la mayor parte del tiempo con consecuencias favorables, también hay efectos indeseables.  

Adicción al celular
Las interrupciones constantes por atender el smartphone impiden la concentración en la oficina.

Un estudio realizado conjuntamente por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y de la Universidad de Oviedo, en España, reveló que el uso compulsivo de los teléfonos móviles daña las relaciones sociales e incluso, puede poner en riesgo algunas de ellas.

"Aunque en un primer momento los smartphones fueron diseñados como herramientas que facilitan el contacto y relación con otras personas, el uso excesivo de estos dispositivos está derivando en consecuencias muy alejadas de esa idea inicial", señaló Antonio Hidalgo, uno de los autores del estudio.

Al mismo tiempo, los investigadores descubrieron que a mayor adicción al móvil, más se elevan los niveles de estrés psicológico de los usuarios.

Consecuencias de la adicción al celular en la oficina

Otros efectos del excesivo uso del teléfono móvil en el ambiente laboral son:

  • Mala adaptación psicológica.
  • Aumento de conflictos familiares.
  • Crecientes problemas en la convivencia con compañeros del trabajo.
  • Aislamiento social.
Adicción al celular y productividad
Aunque estés rodead@ de compañeros, usar el teléfono puede aislarte del grupo.

Desequilibrios químicos en el cerebro

De acuerdo con el especialista en Medios Alexander Markowetz, quien actualmente colabora con la Universidad de Bonn, Alemania, las consecuencias de la adicción al celular en el trabajo inician cuando tenemos que interrumpir constantemente cualquier actividad porque revisamos los mensajes de texto, llamadas o nuestras redes sociales.

Al vivir una "fragmentación de la jornada", dice el experto, cambiamos de manera continua nuestras tareas, por lo que además de sufrir estrés, la principal consecuencia de este comportamiento es que reducimos la productividad laboral porque no rendimos al cien por ciento.

Igualmente, la adicción al móvil (¡y a Internet!) puede causar desequilibrios químicos cerebrales, sobre todo en usuarios jóvenes, quienes tienen mayor riesgo de sufrir depresión e insomnio por este peligroso hábito.

Depender por completo de Internet daña el contacto personal. 

Un estudio de la Universidad de Corea (llevado a cabo en 38 jóvenes y adolescentes) encontró que los índices de depresión, ansiedad, insomnio severo e impulsividad en las personas adictas al teléfono móvil son significativamente mayores que quien realiza un "uso sano y controlado" de los dispositivos, lo cual afecta de manera inevitable el desempeño laboral.

¿Qué hacer?

Aunque eliminar por completo el uso del Smartphone es prácticamente imposible, los especialistas sugieren que un mejor manejo de este dispositivo favorece el desempeño laboral y reduce el estrés o ansiedad que muchas personas experimentan cuando no tienen a la mano su teléfono móvil o creen haberlo olvidado en casa.

A pesar de que cada uno sabemos cómo reducir la dependencia al celular, las principales medidas que a todos nos sirven, de acuerdo con expertos, comprenden designar un horario para revisar la pantalla del teléfono durante la jornada laboral (y ¡respetarlo!), así como ponerlo en "silencio".

Esto te permitirá concentrarte en tareas específicas sin interrupciones y mejorar tu productividad en la oficina, lo cual puede ahorrarte varias llamadas de atención de tu jefe.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico