Cuando guardas un secreto, así dañas tu salud
Cuando guardas un secreto, así dañas tu salud
Artículo

Cuando guardas un secreto, así dañas tu salud

Ocultar a tu mejor amiga que descubriste a su novio con otra mujer te hace sentirte incómoda. ¿Debes ser sincera o es mejor no revelarle esa información? 

También te puede interesar Tranquilizantes naturales

Expertos han descubierto que tu bienestar físico y mental salen perjudicados cuando no hablas con la verdad. Te decimos por qué guardar secretos daña la salud.

¿Es cierto que guardar secretos daña la salud?

Cualquiera conoce el significado de secreto, palabra que se refiere a cierta información que no se quiere compartir con los demás, ya sea de carácter personal (una relación sentimental con un compañero de la oficina o haber vivido violencia en el noviazgo), laboral (alguien está buscando otro trabajo) o incluso, festiva, como el deseo de sorprender a alguien con su ¡fiesta de cumpleaños!

Más allá de lo que se entienda por "guardar un secreto" para una relación personal, laboral o familiar, los efectos en la salud son más importantes de lo que imaginas:

  • Incomodidad. Dependiendo de qué tan seria o comprometedora sea la información, guardar un secreto resulta incómodo porque te obliga a pensar todo el tiempo en él para que hables "sin ofrecer pistas o señales", cuando normalmente te expresas "sin restricciones".
  • Estrés. Si te encuentras ante las personas a quienes les ocultas la información, te invade ansiedad y estrés, sientes que tu conducta no es honesta. Es la razón por la que muchas personas dicen haberse "quitado gran peso de encima" cuando revelan un secreto.

Hablar con la verdad: fortalece la salud

De acuerdo con estudio publicado en Journal of Personality and Social Psychology, guardar secretos afecta la salud porque "obligan" a la persona a pensar todo el tiempo en formas de lograrlo, aún sin estar frente a los individuos de quien debe ocultar la información.

En consecuencia, se convierte en una experiencia estresante e incluso, deprimente, ya que puede hacerte sentir que actúas de manera poco honesta.

Un dato aún más importante es el que señala el psicólogo James Pennabaker, quien hace tiempo estudió lo que ocurre con víctimas de violación que guardan el secreto.

El investigador encontró que gran parte de las mujeres violadas no cuentan a nadie haber sido víctimas de la agresión por vergüenza o sentimiento de culpa, y concluyó que esta actitud podía ser más dañina que el hecho mismo.

El estudio identificó que cuando las víctimas de violación y otros traumas confiesan o escriben acerca de sus secretos más profundos, su salud mejora, se reduce el número de visitas al médico y disminuyen los niveles de hormonas del estrés.

Ahora que sabes por qué guardar secretos daña la salud, quizá comprendas que actuar siempre con honestidad, sin ocultar tus problemas o los de tus mejores amigas, no sólo ayuda a liberarse de ansiedad, también es el mejor camino para recuperar la tranquilidad emocional.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Lun, 18/02/2019 - 12:54