importancia del contacto físico y emocional
importancia del contacto físico y emocional
Artículo

Esto he aprendido en dos meses sin contacto físico

Ayer recibí el primer abrazo desde el inicio de la cuarentena. Llegó mi mamá a la casa y, después de los protocolos de higiene, me abrazó para darme la noticia que un tío estaba en el hospital. La importancia del contacto físico y emocional nunca fue un tema de interés para mí hasta que pasé semanas sin tocar a otra persona.

También te puede interesar: Separación de parejas cuarentena, ¿cómo afrontarla?

Ya no digamos los juegos entre amigos o el roce del contacto físico durante la seducción o el amor. Hasta ese punto, no había caído en cuenta de que extrañaba hasta estrechar la mano de mis compañeros de trabajo por la mañana.

En estas semanas he llegado a una conclusión: el sentido del tacto está infravalorado, muchas veces lo damos por hecho, pero es una fuente inagotable de recuerdos y sensaciones placenteras. Esto se debe a que la piel está plagada de terminaciones nerviosas que llegan a tu cerebro.

Esto viene desde el nacimiento (y probablemente desde mucho antes). Un estudio publicado en la revista Journal of Reproductive and Infant Psychology analizó la saliva de bebés que estaban en su cunero y volvieron a revisarla después de haber sido cargados por su mamá por sólo 20 minutos.

También te puede interesar: Consejos para reducir la ansiedad por cuarentena

El resultado: se redujeron considerablemente los niveles de cortisol (hormona relacionada con el estrés) en la gran mayoría de los bebés.

Desde ese primer contacto con la madre aprendemos que el roce piel con piel será algo que disfrutaremos el resto de la vida. Por ello, la importancia del contacto físico y emocional radica en que es uno de los pilares que sostienen nuestra salud emocional.

contacto fisico psicologia

¿Podemos ser felices sin contacto físico?

Los latinos somos de saludar de beso (algunos incluso de doble beso), nos gusta dar abrazos y educar con mimos a los niños. Esta cuarentena nos ha quitado una de las formas más afectivas de comunicarnos.

¿Cómo calmar esa hambre de contacto justo ahora que la cuarentena nos exige separarnos por nuestro propio bien? Es difícil, pero los expertos coinciden en que lo mejor es compensar el contacto físico con el emocional, cambiar abrazos por llamadas.

Tengo un grupo de amigos con los que salía al menos una vez al mes. Por años ir a conciertos, hacer fiestas y hasta jugar futbol fue una rutina increíble. Ahora que el contacto físico es un riesgo, me doy cuenta que los extraño más que lo que añoro volver a salir.

Nosotros hemos optado por videollamadas colectivas, torneos de juegos en línea y miles de mensajes por celular. ¿Sustituye el contacto? No, para nada, pero es un paliativo al dolor que nos causa la distancia.

Lo mismo he pasado con mi familia y mi pareja. No vernos ha sido la nueva expresión de amor.

Otra cosa que he aprendido es que, aunque la importancia del contacto físico en la pareja es indiscutible, hay algo que puede ayudar: los detalles. Tener videollamadas, hacer dinámicas o juegos cada quien en su casa o mandar regalos sorpresa por mensajería puede salvar una relación en tiempos de cuarentena.

Contacto físico, ¿qué dice la Psicología?

Estar solos nos afecta de manera emocional y eso siempre tiene repercusión en nuestra salud física. Es bien sabido que una persona que no está en contacto con otras personas puede experimentar cambios como:

  • Comer más (especialmente comida poco saludable).
  • Llevar una vida más sedentaria.
  • Descuidar sus hábitos de higiene.
  • No seguir los tratamientos médicos.
  • Tener pensamientos negativos y/o depresión.

importancia del contacto físico y emocional

Yo no soy de muchos amigos, es más, soy bastante tímido, pero hasta saludar a los vecinos sería emocionante en estos momentos. Por ello busqué recomendaciones para no descuidar mi salud ahora que estoy solo 24/7. Te dejo algunas que me han funcionado:

No compres comida chatarra: antojos tenemos todos, pero si cuando haces tu despensa incluyes chocolates, galletas y muchos postres, cuando sientas esos antojos será más difícil controlarlo. Aprovecha esta cuarentena para alejarte de los malos hábitos y empezar una dieta más natural.

¡Muévete!: yo trabajo frente a la computadora, así que puedo pasar varias horas sin caminar. Lo que me ha funcionado es poner alarmas en mi celular. Cada 2 horas camino, salto o troto en mi casa por 10 minutos.

Mantente en contacto: tus seres queridos son esenciales para tu salud emocional. No dejes que pase un día sin hablar con alguien que te importa.

Si te sientes mal, ¡busca ayuda!: no se trata sólo de estar atentos a los síntomas del COVID-19, si tienes sentimientos de enojo, desesperación, tristeza o ira, te recomiendo buscar ayuda psicológica. Hay especialistas dando consulta en línea o por teléfono.

Ahora más que nunca entendemos la importancia del contacto físico y emocional para la salud. Mientras regresamos a la normalidad, desde la sana distancia te mando un abrazo y que leyeras hasta el final de este texto me hace sentir que recibo uno de vuelta.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Lun, 25/05/2020 - 16:09