Timothy Ray Brown, primer paciente curado de VIH
Timothy Ray Brown, primer paciente curado de VIH
Artículo

Primera persona en curarse de VIH fallece de cáncer

En 1995 Timothy Ray Brown se enteró que era VIH positivo. Pasó 13 años intentando métodos experimentales hasta que en el 2008 se convirtió en el primer paciente curado de VIH en el mundo. Después de 12 años sin requerir tratamiento contra el VIH, falleció a causa de cáncer.

También te puede interesar: Algunas personas con VIH sí pueden tener sexo sin protección

“Soy la prueba viva de que puede haber una cura del sida” declaró Ray Brown en 2012,  tras 4 años sin necesitar tratamiento contra el VIH.

El 29 de septiembre del 2020, quien fuera conocido como el “Paciente de Berlín” murió de una recaída de leucemia aguda, un tipo de cáncer que ya había afectado su cerebro y columna, pero totalmente libre del VIH, informó la  Sociedad Internacional del SIDA. Conoce su historia.

¿Cómo se curó el primer paciente libre de VIH?

En la década de los noventa la esperanza de vida para personas infectadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) era mínima, pocos lograban sobrevivir más que unos meses.

También te puede interesar: 7 famosos que contrajeron VIH

En esos años, el estadounidense Timothy Ray Brown vivía en Alemania, donde trabajaba como traductor, tenía 29 años y había sido diagnosticado con VIH.

Decidió someterse a un nuevo tratamiento: Los antiretrovirales, fármacos que no curaban la infección, pero evitaban que el virus se multiplicara, reduciendo el riesgo de muerte por complicaciones del SIDA. En el mejor de los casos, viviría algunos años tomando cientos de pastillas a la semana.

Pasaron 13 años y en 2007, Brown fue diagnosticado con leucemia aguda, un tipo de cáncer en la médula ósea. Lo que parecía el obstáculo final de su vida, lo convirtió en el primer paciente curado de VIH.

El "Paciente de Berlín"

Los médicos le dijeron que su única alternativa era someterse a una intervención nueva: un trasplante con células madre. Sin nada que perder, Timothy aceptó participar en un experimento.

El donante de médula ósea no sería un familiar, sino un hombre genéticamente resistente al VIH. Una mutación en el gen CCR5 impedía que su cuerpo produjera la proteína que el VIH necesita para infectar las células humanas.

Se trataba de un procedimiento no aprobado, por lo que la identidad de Timothy fue protegida bajo el seudónimo de “el paciente de Berlín”.

El resultado fue mejor que lo esperado. Al paso de las semanas, la concentración del virus en el cuerpo de Timothy Ray Brown disminuía, a la de que su cáncer. Un mismo tratamiento había curado dos enfermedades mortales.

Ahora que conoces la historia del primer paciente curado de VIH, recuerda que se trata de un virus totalmente evitable, utilizando condón para cualquier tipo de contacto sexual.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 30/09/2020 - 18:17