Preferencias sexuales ya no son enfermedades según la OMS
Preferencias sexuales ya no son enfermedades según la OMS
Artículo

Preferencias sexuales ya no son enfermedades según la OMS

Parece absurdo e incluso ofensivo, pero hasta hace poco tiempo la homosexualidad se consideraba un padecimiento psiquiátrico. Descubre por qué las preferencias sexuales ya no son enfermedades según la OMS.

También te puede interesar: ¡Conoce tus 13 derechos sexuales!

La Organización Mundial de la Salud tiene por objetivo mantener y mejorar los estándares de bienestar de la población mundial, pero no está exenta de caer en prejuicios, como fue el caso de las preferencias sexuales.

Clasificación Internacional de Enfermedades

Se trata de un listado que organiza todas las enfermedades conocidas según su origen, síntomas, especialidad médica a la que pertenecen y tratamiento, con el fin de servir como una guía para médicos de todo el mundo.

Desde su creación, las preferencias sexuales distintas a la heterosexualidad fueron incluidas en la lista como "trastornos psicológicos", lo cual daba pie a buscarles una cura.

El cambio

El primer gran paso se dio en 1990, cuando la homosexualidad salió del listado, pero no fue hasta este año (¡sí, hasta el 2018!) que se dio el siguiente paso.

También te puede interesar: "Salir del clóset" ¡mejora la salud mental!

La décimo primera versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), publicada en junio del 2018, cataloga a la transexualidad como "incongruencia de género".

Aunque no suena tan positivo, forma parte de las "condiciones relativas a la salud sexual" y no de la lista de enfermedades mentales, psiquiátricas o de disfunción sexual.

¿Por qué no son enfermedades?

Esto tiene que ver con la definición de salud que, a decir del organismo internacional, se trata de un estado de completo bienestar físico y emocional. Por ende, todo aquello que perturbe ese estado de bienestar se considera una enfermedad o trastorno.

Ahora bien, las preferencias sexuales no afectan la salud por sí solas, es más, cualquier práctica sexual atrae el riesgo de contraer una ETS, y evitarlo depende de tomar medidas preventivas, no de evitar el contacto sexual.

Por ello, estigmatizar las preferencias sexuales, más que prevenir o curar enfermedades, sólo victimiza a las personas, lo que sí puede afectar su calidad de vida y salud.

Oficial para 2022

El CIE-11 será presentado a la Asamblea Mundial de la Salud, en mayo de 2019, para ser adoptado por los países afiliados a la ONU el 1 de enero de 2022.

Ahora que sabes que las preferencias sexuales ya no son enfermedades según la OMS, fomenta el respeto y aceptación a todas las personas y evita repetir estereotipos que puedan lastimar a alguien.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Lun, 10/12/2018 - 14:56