Romances de oficina, ¿qué tan buena idea son?
Romances de oficina, ¿qué tan buena idea son?
Artículo

Romances de oficina, ¿qué tan buena idea son?

Aunque está demostrado que la atracción entre personas ocurre en cuestión de segundos, la afinidad es algo que seconstruye con el tiempo. Por eso, no es extraño que se den relaciones sentimentales en el trabajo. Descubre lo bueno y lo malo de esto.

¿Por qué son tan comunes?

Es común que entre compañeros de trabajo existan afinidades, muchas veces ambos tienen las mismas actividades o, inclusive, profesiones, y hasta puede que compartan intereses, metas y círculos de amigos.

También te puede interesar: Estrés laboral, fuente inagotable de depresión

Si a esto le sumamos que en el trabajo pasamos la mayor parte de nuestro día, no es de sorprender que a más de uno le haya pasado.

Lo bueno

Nadie va a entender las implicaciones de tu empleo como un(a) compañero(a), especialmente cuando el trabajo es muy demandante, los horarios se extienden o existen problemas en la oficina.

Además, el nivel de compenetración de dos personas que trabajan juntas puede beneficiar la relación, pues ya se conocen en momentos estresantes, han visto sus formas de enfrentarse a problemas y, en general, algo del temperamento de la otra persona.

Por si fuera poco, lo más probable es que compartan periodos vacacionales, horarios y días de descanso.

Lo malo

Los problemas empiezan cuando la relación afectiva tiene repercusiones en la laboral, especialmente en el caso de que alguno tenga un puesto de mayor responsabilidad que el otro o, peor aún, sea su jefe o supervisor.

Las relaciones sentimentales en el trabajo se prestan a conflictos de intereses o favoritismos, inclusive si logran evitarlos, deben estar conscientes de que pueden dar pie a habladurías y chismes.

Cuando el entorno de trabajo se dificulta (como en los casos mencionados) lo más probable es que la calidad y productividad de cada uno baje, poniendo en riesgo su empleo y, por ende, su estabilidad.

Lo recomendado

Si después de leer esto consideras tener una relación sentimental en el trabajo, te recomendamos:

También te puede interesar: Cuando la oficina nos enferma

  • Avisar al departamento de recursos humanos y a los jefes inmediatos de cada uno sobre la relación.
  • Dejar bien clara la separación entre lo laboral y lo personal, no hablen de trabajo en su tiempo libre ni viceversa.
  • Lo ideal sería que ambos trabajen en departamentos o áreas distintas y de poco contacto entre ellas.
  • Evita las muestras de afecto en la oficina.

A fin de cuentas, todos somos libres de iniciar una relación con quien sea, pero tratándose de relaciones sentimentales en el trabajo, ten mucho cuidado para poder equilibrar tu vida profesional y personal.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico