Síndrome de automutilación
Síndrome de automutilación
Artículo

Síndrome de automutilación

Cuesta imaginarlo, pero en la mente de algunas personas existe una extraña necesidad de contrarrestar el dolor emocional con el dolor físico. Conoce más del síndrome de automutilación, un problema hereditario que sólo afecta a los hombres.

También te puede interesar: Síndrome de Rapunzel, te decimos qué es

Su nombre médico es síndrome de Lesch-Nyhan y, de acuerdo con la revista Journal of Nervous & Mental Disease, se trata de un trastorno que causa, en quien lo padece, impulsos incontrolables por dañar ciertas partes de su cuerpo.

Aunque suele confundirse con intentos de suicidio, en la mayoría de los casos, las lesiones autoinfligidas no ponen en riesgo la vida de los afectados, ya que suelen ser:

  • Mordidas.
  • Golpes y lesiones con objetos rígidos o punzocortantes.
  • Quemaduras con cerillos o cigarros.
  • Tricotilomanía.
  • Insertar objetos por orificios corporales.
Síndrome de automutilación
Tricotilomanía, o arrancarse el cabello, señal del síndrome de automutilación.

¿Qué causa el síndrome de automutilación?

William Nyhan, codescubridor del síndrome, explica que este trastorno es causado por un aumento en los niveles de ácido úrico a edades muy tempranas.

Esto se debe al mal funcionamiento del gen encargado de producir la enzima hipoxantina guanina fosforribosiltransferasa.

Aunque se trata de un problema hereditario, los síntomas suelen agravarse por un desequilibrio emocional. Usualmente las personas con síndrome de automutilación tienen historial de:

  • Depresión.
  • Traumas en la niñez.
  • Historial de abuso.
  • Enfermedades mentales.
  • Niveles extremos de ansiedad y/o estrés.
  • Problemas durante la gestación.

Cualquiera que sea el caso, un personas que viva o haya vivido cualquiera de estas circunstancias necesita ayuda psicológica y médica para superar el trauma físico y emocional.

Síntomas del síndrome de Lesch-Nyhan

Las lesiones autoinfligidas suelen presentarse desde los primeros años de vida, y pueden ir acompañadas de otras señales como:

  • Agresividad e irritabilidad.
  • Retraso mental.
  • Anemia y problemas metabólicos.
  • Déficit en el desarrollo (niños que parecen muy pequeños para su edad).
  • Orina especialmente oscura o con sedimentos anaranjados.
Síndrome de automutilación
La automutilación generalmente empieza en edades tempranas.

¿Qué hacer?

Desafortunadamente, no existe una forma de curar este síndrome. El tratamiento suele ser paliativo y se centra en reducir los niveles de ácido úrico y evitar que el niño siga haciéndose daño.

Si detectas cualquiera de los síntomas del síndrome de automutilación, o bien, lesiones extrañas en el cuerpo de tu hijo, ¡no lo dudes! Consulta a su pediatra para llegar a un diagnóstico.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Jue, 11/04/2019 - 13:11