Beneficios de ser amante de los gatos
Beneficios de ser amante de los gatos
Artículo

Beneficios de ser amante de los gatos

Los amantes de los gatos (cat lovers) ya pueden estar tranquilos y orgullosos de que sus felinas mascotas les aportan mucho más que arañazos, pues tener un gato en casa beneficia tu salud, afirman diversos estudios científicos.

Amantes de los gatos son más inteligentes

Estudio de la Universidad de Carroll (Estados Unidos) reveló que las personas que tienen gatos son más inteligentes, liberales y menos conformistas que las que tienen perros.

¿Sabías que…? Al amor, admiración y fascinación por los gatos y felinos (incluso por cuidarlos) se le llama ailurofilia.

Además, otro estudio realizado en Australia concluyó que los dueños de gatos tienen mejor salud mental, así como puntajes más bajos en depresión, ansiedad y trastornos del sueño que quienes no tienen mascotas.

Los beneficios de tener gatos se aprecian también en niños y adolescentes. Encuesta escocesa reveló que los niños que tenían fuerte vínculo con sus gatos o perros tenían mejor calidad de vida, mejor comunicación con sus padres y amigos, se sienten más energéticos y menos solitarios.

Felinos de corazón

Tener un gato en casa beneficia tu salud cardiovascular. Investigación publicada en la revista Psychosomatic Medicine estudió a 120 parejas casadas para observar sus respuestas al estrés y si sus gatos eran de ayuda. Les pidieron hacer cálculos matemáticos y luego mantener sus manos en agua helada, ya sea que estuvieran solos, con su cónyuge o con su gato.

Antes de que comenzaran las tareas estresantes, los dueños del gato tenían una frecuencia cardiaca y presión sanguínea más bajas que las personas que no tenían mascotas. Tras las tareas, la frecuencia cardiaca y presión sanguínea de los amantes de los gatos seguían más bajas, incluso cometieron menos errores matemáticos cuando su minino estaba presente. Asimismo, se recuperaron físicamente más rápido.

En otro estudio, los investigadores analizaron a más de 4 mil personas durante 13 años. Quienes habían tenido gatos en el pasado tuvieron menos probabilidades de morir de un ataque cardiaco durante ese tiempo que quienes nunca habían tenido felinos.

Por su parte, la Universidad de Pennsylvania estudió a personas que recién habían adquirido un gato e identificó que, tras un mes, tuvieron menos dolores de cabeza, dolor de espalda y resfriados, aunque esos resultados se desvanecieron a medida que pasó el tiempo.

Ayudan a tus relaciones sociales

Personas con ailurofilia también se benefician en sus relaciones con otros seres humanos.

Diversos estudios han descubierto que los cat lovers (y los dog lovers) son más sensibles socialmente y confían más en otras personas que las personas que no poseen mascotas.

Esto porque cuando un animal o un humano nos hace sentir bien y conectados, aumenta nuestra capacidad de bondad y generosidad hacia los demás.

¿Ahora entiendes por qué tener un gato en casa beneficia tu salud?

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico