Terapia de reorientación sexual
Terapia de reorientación sexual
Artículo

Terapia de reorientación sexual, los peligros de la homofobia

Pensar que la homosexualidad está mal es el error del que nacen las terapias que buscan una reorientación sexual, una idea tan discriminante como peligrosa para la salud emocional de las personas. ¡Entérate!

Desde 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría eliminó la homosexualidad de su lista de trastornos mentales (sí, ¡hasta la década de 1970!). Sin embargo, hay quienes insisten en tratarla inútilmente como una enfermedad que hay que curar.

También te puede interesar: Preferencias sexuales ya no son enfermedades según la OMS

Desafortunadamente, muchas personas han creído en las también llamadas "terapias reparativas de la homosexualidad" que no hacen más que confundir y, en muchos casos, traumatizar a quienes las experimentan.

EL movimiento LGBT+ está totalmente en contra de la terapia de reorientación sexual.

¿En qué consiste la terapia de reorientación sexual?

Esta idea no es nueva, y a lo largo de la historia han existido prácticas anticientíficas para modificar la preferencia sexual de las personas. Muchas combinan más de uno de los siguientes métodos:

  1. Terapia psicológica. Busca convencer a la persona de que ser gay o lesbiana está mal o es la causa de sus problemas, aprovechando los recuerdos de experiencias negativas o ideas religiosas.
  2. Tratamientos hormonales. Con el fin de alterar la orientación sexual de las personas, hay quienes se han sometido a terapias con estrógenos o testosterona.
  3. Recondicionamiento masturbatorio. Como su nombre lo dice, es la estimulación genital acompañada de imágenes o videos de una relación heterosexual.

Consecuencias de la reorientación sexual

Un estudio publicado en la revista Journal of Gay & Lesbian Mental Health recopiló testimonios de participantes, quienes en su mayoría relataron que la experiencia fue negativa y se sintieron agredidos y/o vulnerables.

Además, su eficacia ha sido enormemente criticada, ya que la mayoría de las personas no cambian su orientación sexual y, en cambio, cargan con secuelas psicológicas después del procedimiento.

Respeto y aceptación, necesarias para no caer en terapias nocivas contra la salud sexual y emocional

¿Por qué no funciona la terapia "anti gay"?

Además de que estas prácticas no cuentan con ningún respaldo científico, muchas veces las personas son presionadas por familiares, amigos o ministros de fe a participar sin que ellos realmente deseen hacerlo.

Debemos entender que el único malestar de las personas homosexuales es ser rechazados y vulnerados por algunos sectores de la sociedad.

Por ende, la aceptación de todas las personas, independientemente de su preferencia sexual y la forma en la que vive su intimidad es el único camino hacia la salud emocional plena.

Ahora que sabes la verdad sobre la nociva terapia de reorientación sexual, no presiones a nadie a cambiar lo que es. Y si eres tú a quien presionan, recuerda que el amor no tiene nada de malo ni antinatural.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Jue, 30/05/2019 - 09:23