Heterocromía de iris
Heterocromía de iris
Artículo

Heterocromía de iris, más que sólo tener los ojos de colores

Dicen que la simetría es el secreto de la belleza, pero la modelo Sarah McDaniel ha demostrado que no siempre es así. Ella tiene heterocromía de iris, condición médica poco común que va más allá del color de sus ojos. ¡Entérate!

También te puede interesar: Un vistazo a los cuidados oculares

Dicen que entre padres e hijos se pueden reconocer por la mirada y es que los ojos, como el tono de piel o cabello, dependen de la genética.

Sin embargo, hay veces que los componentes del iris no se reparten de la misma manera en el ojo izquierdo que en el derecho, lo que causa tonos distintos.

El color del iris depende de la cantidad de melanocitos que el ojo tenga.

¿Qué determina el color del iris?

Dentro del ojo hay unas células llamadas melanocitos (las mismas que se encargan de dar color a la piel y cabello), los cuales producen dos tipos de pigmento:

  • Eumelanina, con tonos marrón y negro.
  • Fenomelanina, de color rojo.

En conjunto, dan al iris su color característico, dependiendo de la cantidad de pigmento que los melanocitos produzcan.

Sin embargo, los ojos de colores muy claros, como azul o verde, se presentan en personas con muy poca o prácticamente nula cantidad de melanocitos.

Al no haber pigmento, las fibras del iris refractan los rayos de luz que entran al ojo, lo que hace que se vean verdes o azules.

La heterocromía es una condición común en el iris de algunos animales.

¿Qué causa la heterocromía de iris?

Se estima que esta condición afecta a menos de 0.7% de las personas por cuestiones genéticas. Sin embargo, existen dos tipos de condiciones médicas que generan un efecto similar.

Congénita

Tiene un componente genético y puede deberse o no a un problema de salud.

Cuando es idiopática, la vista no se ve afectada y se presenta desde el nacimiento sin ningún otro síntoma, por lo que no requiere tratamiento médico.

Por otro lado, la patológica es causada por condiciones médicas como:

  • Síndrome de Waardenburg: alteración genética que reduce la cantidad y eficacia de los melanocitos, por lo que se asocia con tonos claros de piel, cabello y ojos; puede venir acompañado de sordera y malformaciones de nacimiento.
  • Síndrome de Horner: problema en los nervios faciales que genera que una pupila permanezca dilatada mientras la otra está normal (anisocoria).

Esta condición puede tardar en presentarse, ya que, como explica la revista Nature, el color definitivo del iris se presenta hasta que el bebé tiene 5 meses de vida, antes se puede ver mucho más pálido de lo que será y la heterocromía puede no notarse.

Mila Kunis es otro ejemplo de mujer con heterocromía de iris.

Adquirida

El color del iris no cambia, entonces, cuando aparece después del año o, inclusive, durante la vida adulta, puede deberse a condiciones que hacen parecer que los ojos son distintos entre sí.

Enfermedades

  • Lunares en los ojos.
  • Uveítis heterocrómica de Fuchs (inflamación de la parte trasera del ojo).
  • Cataratas (opacidad del cristalino).
  • Neurofibromatosis (tumoraciones que afectan los nervios que controlan el movimiento de la pupila, haciendo que permanezca dilatada).
  • Medicamentos para el glaucoma (aumento de la presión ocular).
  • Tumores en el iris.
  • Siderosis o hemosiderosis (acumulaciones de hierro y otros metales en el iris).

Lesiones

  • Golpes.
  • Hemorragias dentro del ojo.
  • Cirugías oculares.

Estas suelen venir acompañadas de otros síntomas y su tratamiento dependerá del origen del problema. Todas necesitan un diagnóstico médico, por lo que te recomendamos acudir a un especialista si presentas esta condición.

Sarah McDaniel, modelo con heterocromía de iris.

Tipos de heterocromía de irirs

Richard M. Gladstone, oftalmólogo de la Universidad de Toronto, Canadá, explica que, por el tono de color, esta patología del iris puede clasificarse en dos tipos:

  • Hipoplasia de iris: cuando la concentración de melanocitos es inferior a lo normal, por lo que un ojo se ve más claro que el otro.
  • Hiperplasia del iris: por el contrario, es cuando el iris tiene una concentración mayor de pigmento, por lo que un ojo se ve más oscuro que el otro.

También se suele clasificar cada caso dependiendo de su localización:

  • Heterocromía iridium: también conocida como completa, es cuando cada ojo es totalmente distinto en color al otro.
  • Heterocromía iridis: en este caso, el cambio es parcial y puede verse como manchas dentro del ojo, es el tipo más común.

Ya lo sabes, la heterocromía del iris, cuando es de nacimiento, es una condición muy rara. Sin embargo, cuando el color de los ojos parece cambiar con el tiempo, puede ser una señal de un problema médico que debe tratarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 24/07/2019 - 16:00